CUATRO AÑOS DE FRACASO EN LA MOVILIDAD DE ZARAGOZA

Esta reflexión no intenta más que demostrar, al final de esta corporación, la ausencia de una verdadera política de movilidad en los últimos cuatro años.

Sería extenso detallar la ausente ejecución de cada una de las imprescindibles acciones relacionadas con la movilidad, pero aún así, no puedo resistirme a hacer referencia a algunos de los principales asuntos:

Empezaré por enumerar la evidente desatención al bus urbano. Desde 2007 se han perdido casi 4 millones de usuarios, se han incrementado, en muchos casos de manera incompresible, el número de kilómetros aumentando con ello el coste del servicio, se han acentuado los recorridos en vacío, se han despreciado las frecuencias y los tiempos, se ha vuelto loco al usuario modificando los itinerarios con motivo de las obras del tranvía, después con motivo de las obras apeadero de cercanías de Goya, con posterioridad con motivo de la inmediata aplicación del estudio de reordenación del transporte urbano, suprimiendo líneas demandadas, modificando y alterando el conjunto del servicio, conectando lanzaderas, aumentando los transbordos, y manteniendo líneas que después del verano se suprimirán.

Así es como ustedes entienden la mejora de la movilidad en autobús en la ciudad de Zaragoza. Los recorridos que antes costaban 15 minutos ahora cuesta 30 minutos y tan solo por un 28% mas en el precio del billete, y un coste del servicio disparado en un 38%. Esa y no otra es la realidad de la situación del transporte urbano en la ciudad.

Pasamos a su proyecto estrella, la línea 1 del tranvía norte-sur.

Además de los innumerables problemas ocasionados a los vecinos y comerciantes durante el desarrollo de la obra, ahora ha entrado el equipo de gobierno en una situación de esquizofrenia política en la que todo parece valer. Después de cuatro años en blanco se descuelgan con una propuesta del PSOE para hacer una línea de tranvía este-oeste, al mismo tiempo se propone por el PAR una línea de metro este-oeste y ambos reconocen el futuro de la línea de cercanías, que ruinosa, ya enlaza estos mismas espacios de la ciudad. Si no fuese porque este es un asunto muy serio parecerían ustedes dos monologuistas del club de la comedia. Eso sí, sin ninguna gracia.

De la apuesta por las cercanías ni hablamos. Ni han apostado por ellas, ni siquiera han exigido con firmeza al Gobierno de Aragón y al de la Nación la mejora de la actual línea. Con estaciones en precario y con horarios y frecuencias alejadas de las necesidades de los potenciales usuarios es imposible un futuro para este recorrido. Tampoco ha parecido de su interés arrancar ni siquiera la extensión de la actual línea hasta La Cartuja o Alagón o el compromiso de una línea a PLAZA, demandada por el conjunto de las mas de 12.000 personas que allí trabajan diariamente.

Aún a pesar de su gestión el servicio BIZI se ha demostrado como un servicio eficaz y demandado por los ciudadanos. Eso sí, digo a pesar de su gestión, puesto que hay que recordar el nefasta diseño de los recorridos que permiten invadir paradas de autobús, giros a la izquierda de enorme peligrosidad y un tolerante abuso en el uso de las aceras que ocasiona problemas de seguridad a los viandantes.

De los parkings los números hablan. De 27 prometidos para esta legislatura se han puesto en funcionamiento 2, uno más esta licitado tras mas de dos años en el cajón y 6 en redacción de estudio de viabilidad. Como verán notable alto.

De los parkings disuasorios, últimamente de moda, esta finalizado el de Valdespartera, esta aprobado por ustedes el de Avenida Pirineos con contestación social, y del resto no están ni se les esperan.

La adjudicación de nueva contrata de la zona azul y naranja llegó con más de un año de retraso sin explicación alguna.

De los 5 intercambiadores previstos, hay uno en funcionamiento a medio gas, otro en construcción en la Plaza Emperador Carlos V con contestación social y los otros tres a morir el sueño de los justos.

Gastar en pintura si han gastado. Mas de 250.000 euros para pintar el asfalto y señalar zonas 30 donde ya antes se circulaba a menos velocidad.

Ni siquiera el transporte en barco les ha funcionado.

Por mucho que ustedes digan, los ciudadanos no están contentos con sus políticas de movilidad, donde la improvisación las ocurrencias y la imposición ha sido su forma de actuar.

En resumen la planificación y la ejecución de los proyectos de un asunto estratégico como la movilidad ha sido y es un auténtico desastre. La movilidad para ustedes es simplemente un juguete electoral que solo les sirve para plantear proyectos megalómanos que no tienen sentido alguno y que se contradicen entre sí.

La movilidad en las ciudades necesita de acuerdos de planificación y de soluciones a medio y corto plazo. Y de eso esta claro que ustedes no entienden.

Moreno cree que Belloch evidencia su “desesperación electoral” al proponer un metro, un tranvía y un cercanías para el eje este-oeste de la ciudad

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha achacado a la “desesperación electoral” de Belloch y su equipo de gobierno la licitación de un nuevo estudio de viabilidad y anteproyecto para la línea de metro este-oeste. Según Moreno, “se acercan las elecciones y el Gobierno de Zaragoza ha entrado en una esquizofrenia política en la que todo parece valer para el alcalde inaugurador”. En este sentido, ha calificado de “tomadura de pelo” los planteamientos del equipo de gobierno para comunicar el eje este-oeste de la ciudad. “Después de cuatro años en blanco, ahora se descuelgan con una propuesta del PSOE para hacer un tranvía este-oeste, otra propuesta del PAR para una línea de metro este-oeste y una línea de cercanías ruinosa que ya enlaza estas mismas zonas de la ciudad. ¿Cómo van a discurrir? ¿Una encima de la otra? Belloch se está riendo de los zaragozanos impunemente prometiendo proyectos inviables para los que no hay un solo euro en las arcas municipales”.

Además, José María Moreno ha criticado la utilización del dinero público con fines partidistas y considera que “Belloch va a derrochar otros 200.000 euros para un proyecto inviable que costaría más de 500 millones de euros. ¿Son éstas las prioridades del equipo de gobierno cuando se están recortando servicios de limpieza, transporte y acción social?”. El edil del PP ha acusado al PSOE de “perder el norte” y ha recordado que el propio Belloch planteó esta semana la necesidad de un gobierno de concentración como consecuencia de situación económica en la que ha dejado a la ciudad. “¿Cómo puede tener la cara de plantear recortes en servicios básicos porque Zaragoza está en bancarrota y al día siguiente gastarse 200.000 euros en más estudios para una línea de metro inviable?”, se ha preguntado.

Los populares han denunciado que la actitud del equipo de gobierno evidencia que “la planificación de un asunto estratégico como la movilidad es un auténtico desastre. La movilidad para Belloch es sólo un juguete electoral con el que reírse de los zaragozanos planteando proyectos megalómanos que no tienen sentido alguno y que se contradicen entre sí”. Por eso, exigirán explicaciones en la próxima comisión de Servicios Públicos, donde pedirán a la consejera que explique el “bochornoso espectáculo electoral” que están ofreciendo los socios de gobierno a costa de los impuestos de las familias zaragozanas. “No podemos consentir que Belloch se ría de sus vecinos como si fuesen idiotas mientras despilfarra su dinero en estudios que sólo tienen un objetivo: llenar los programas electorales del PSOE y del PAR con expos de flores, planes directores, recalificaciones en la orla este, metros y tranvías. Es gravísimo lo que están haciendo con el Ayuntamiento de Zaragoza y demuestra la falta de respeto por el dinero público”, ha señalado.

Por último, Moreno ha lamentado la política de “tierra quemada” en la que ha derivado la desesperación electoralista de un Gobierno que ha dejado en quiebra al Ayuntamiento tras cuatro años en blanco. “Se están despilfarrando muchos millones de euros de forma indecente”, ha concluido.

Moreno achaca la pérdida de 4 millones de viajeros del autobús desde 2007 al “alarmante deterioro” del servicio

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha denunciado el “alarmante deterioro” del transporte público en la capital aragonesa y ha achacado la pérdida de 3’81 millones de viajeros al empeoramiento del servicio desde el año 2007. Estos datos evidencian la “nefasta política de movilidad” de Belloch durante los últimos cuatro años que “ha conseguido que un servicio que en 2003 era referencia en toda España, sea hoy criticado por la práctica totalidad de la ciudadanía como consecuencia del deterioro de frecuencias y de los recorridos”.

En este sentido, el edil popular preguntará al equipo de gobierno en la próxima Comisión Plenaria de Servicios Públicos por la “contradicción” que supone una caída del 3’2 % en el número de usuarios con un incremento del número de kilómetros recorridos del 6’2 %. De hecho, mientras que los viajeros han pasado de 123’8 a 119 millones, los kilómetros realizados por los buses urbanos han aumentado de 20’7 a 22 millones. “¿Cómo es posible que un servicio que nos cuesta a los zaragozanos un 30 % más que en 2007 funcione cada vez peor? ¿Quién va a responder políticamente por el progresivo desapego que están demostrando los zaragozanos hacia el principal servicio público que presta el Ayuntamiento de Zaragoza?”, se ha preguntado Moreno.

José María Moreno ha acusado a Belloch de “estar más preocupado en derrochar el dinero público en grandes fastos y grandes equipamientos improductivos que en mantener y mejorar los servicios públicos de transporte y limpieza, que hoy son los principales afectados por los recortes realizados por el PSOE”. De hecho, según los populares “el PSOE ha torpedeado intencionadamente el servicio del bus para promocionar su tranvía y venderlo a la ciudadanía como la salvación al problema de movilidad que ellos mismos han generado en Zaragoza. Creemos que este comportamiento es inaceptable y propio de un gobierno que siempre ha antepuesto sus intereses partidistas al interés de los zaragozanos”.

EL PRECIO DEL BUS, UN 28’5 % MÁS CARO

Por último, Moreno ha criticado que, frente al empeoramiento del servicio de transporte, el precio de los autobuses se ha disparado en los últimos cuatro años, con una subida del 28’5 % que han tenido que asumir el conjunto de los usuarios del bus. “¿Qué salarios han crecido en esa proporción? ¿Por qué la calidad del transporte público se ha deteriorado cuando los incrementos de las tarifas han sido desproporcionados? Esas son las preguntas que hoy se hacen cientos de miles de zaragozanos que cada día padecen las consecuencias de ocho años de nefasta y despreocupada gestión socialista”, ha concluido.

Moreno cifra en 300.000 euros el coste de la gratuidad del tranvía y exige a Belloch que aclare quién pagará su electoralismo

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha exigido al alcalde Belloch que aclare a los zaragozanos quién y cómo pagará el coste que tendrá la gratuidad del tranvía durante dos semanas. Moreno ha cifrado ese coste en más de 300.000 euros, cantidad resultante de multiplicar los viajeros previstos en el plan económico financiero de la empresa concesionaria por los 0’75 euros + IVA del precio medio de cada viaje que contempla el contrato de explotación. Según el edil popular, “no vamos a consentir que los zaragozanos tengan que pagar el injustificable electoralismo socialista de un alcalde que se cree que el dinero del Ayuntamiento de Zaragoza es del PSOE y que puede despilfarrarlo como le dé la gana”.

José María Moreno ha explicado que, a día de hoy, el equipo de gobierno y la empresa concesionaria del servicio no han firmado ningún acuerdo respecto a la gratuidad del tranvía. Por eso, se ha preguntado “¿acaso va a pagar la empresa 300.000 euros de la campaña electoral del PSOE? ¿quién puede justificar semejante despropósito?”. En este sentido, se ha dirigido a la Consejera de Servicios Públicos para que aclare de forma inmediata cómo se sufragarán los 15 días de gratuidad del tranvía sin que eso repercuta en el Ayuntamiento, así como los acuerdos suscritos a tal efecto.

Moreno ha señalado que “Belloch miente de nuevo y está insultando a los zaragozanos con sus falacias electorales”. Así, ha exigido al alcalde de Zaragoza que “no utilice el dinero público para pagar su campaña electoral. Si quiere que el tranvía sea gratis durante 15 días, que lo pague el PSOE”. De hecho, ha lamentado el “cinismo político” de los socialistas al abogar por la gratuidad del tranvía mientras anuncian subidas de tasas y recortes en servicios públicos básicos como consecuencia de la quiebra económica que han provocado. “Belloch piensa que los vecinos de esta ciudad no se enteran de lo que está pasando en el Ayuntamiento, pero se equivoca. Los zaragozanos saben perfectamente que ha convertido la institución en un cortijo particular de derroche, despilfarro y utilización partidista del dinero público. Sabe que tiene los días contados y su desesperación es cada día más evidente”, ha concluido.

TRANVÍA vs SERVICIO DE BUS URBANO

Lamentablemente, como viene siendo habitual, ni nosotros ni la mayor parte de los colectivos vecinales hemos tenido oportunidad de ver ese documento, de negociar ese documento, de plantear propuestas, de valorarlo… Esa es la primera denuncia que queríamos plantear hoy: La cacicada de Belloch con la movilidad de la ciudad. Sin debate, sin información, con globos sonda para ver cómo caen las propuestas, con improvisación, con cambios de última hora….. un trágala inaceptable que retrata perfectamente al Sr Belloch, sus incumplimientos de los mandatos de pleno, sus imposiciones y su forma de dirigir la institución como si fuese su cortijo.

Pero vayamos a lo sustancial. Los cambios que hemos ido conociendo confirman lo que ya veníamos advirtiendo desde hace muchos meses: que el tranvía no va a mejorar el transporte público en Zaragoza, ni mucho menos, sino que lo va a empeorar, generando más molestias a los zaragozanos, complicando el tráfico y deteriorando todavía más (si cabe) el servicio de autobús urbano.

Detrás de esa reordenación que “vende” el alcalde Belloch, lo que hay es una nueva disminución de la calidad del servicio en forma de recortes e incluso supresión de líneas. Porque cuando el tranvía comience a funcionar, los vecinos del Actur que utilizaban la línea 20, los vecinos de Las Fuentes que utilizaban la línea 30, los vecinos de San José que usaban la línea 40 y los de Santa Isabel que usaban la 45 dejarán de tener un autobús directo que les comunique con la Universidad, con los Hospitales, con el Seminario o con el campo de fútbol. Esos vecinos tendrán que bajarse del autobús, ir a la parada del tranvía, esperar al tranvía y hacer uno o dos transbordos. Como por ejemplo les pasara, tras la solución improvisada de la las lanzaderas de la zona sur, a los vecinos de Valdespartera y Rosales del Canal que va a verse obligados a dar mas saltos que un canguro para desplazarse desde su residencia a cualquier otra zona de la ciudad? ¿ y que me dicen de los atascos que se van a producir en la nueva estación volante en la que se va a convertir la Plaza Paraíso y su entorno donde finalizaran o estacionaran un numero importante de autobuses que exigen la conexión con el tranvía?. ¿Éstos son los beneficios del tranvía? ¿Para quién? ¿Cuánto tiempo van a ganar esos vecinos en sus desplazamientos? Ninguno. Van a simplemente a perderlo.

Y lo peor de todo es que el Sr.Belloch vuelve a insultar a los zaragozanos. Como si fuesen tontos, coge y dice que hasta las elecciones se suprimen todas las paradas del 30 y del 40 en el trazado paralelo al tranvía, salvo las dos en la Universidad de Zaragoza y en el Hospital Miguel Servet. Y nos dice que esa medida es temporal y durará dos meses, es decir, que al día siguiente de las elecciones las dos paradas se suprimirán. ¿A quién quiere engañar? ¿Son necesarias o no son necesarias? Es el reconocimiento de que lo que están haciendo es un desastre. Y es, al mismo tiempo, un nuevo insulto a la inteligencia de los zaragozanos. Se está riendo de los vecinos de Las Fuentes y de San José a los que pasados esos dos meses dejara tirados en la plaza España para que andando se desplacen hasta la plaza Paraíso y ahí poder subirse al tranvía para ir a la Universidad o al Miguel Servet. ¿qué solución les plantea el Sr. Belloch a los funcionarios o a los ciudadanos que tengan que tramitar algún asunto con este ayuntamiento? Pues muy fácil, se cogen un autobús, luego enlazan con el tranvía y luego pueden decidir entre volver a subirse a una lanzadera o caminar 700 metros. Simplemente una nueva perdida de tiempo para los ciudadanos y una auténtica vergüenza.

Y todo con el objetivo de intentar ocultar lo que no se puede ocultar y lo que todo el mundo sabe: que el tranvía va a empeorar todavía más el servicio de transporte público, generando más molestias, complicando las comunicaciones, obligando a hacer un mayor numero de transbordos, alargando los tiempos de desplazamiento y cargándose de un plumazo las líneas que mejor funcionaban de la ciudad. Porque son la línea 20, la 30 o la línea 40 las líneas más rentables, las que más ocupación tenían y las que mejor vertebraban buena parte de la ciudad de Zaragoza, conectando los barrios más populosos. ¿Qué razones han llevado a cargárselas de un plumazo? Belloch se ha cargado las únicas líneas que, probablemente, no deberían haberse cambiado. Y no lo ha hecho para ir a mejor, sino para ir a peor. ¿Por qué cambiar lo que funcionaba bien? ¿Por qué ese empeño de Belloch en complicar sistemáticamente las cosas que van bien y en fastidiar a los zaragozanos? ¿Por qué gastarse 400 millones en una línea de tranvía que no resuelve problemas, sino que los genera? ¿No había otra alternativa? Esas son las preguntas que se hacen hoy miles de zaragozanos y a las que resulta difícil encontrar una respuesta desde el sentido común.

Como ya sucedió con los barcos, Belloch quiere adaptar la ciudad al tranvía y no el tranvía a la ciudad. Belloch ha impuesto a los zaragozanos un modelo de transporte de lanzaderas y transbordos cuyas consecuencias vamos a percibir de forma inmediata con más tiempos de desplazamientos, más molestias. Y creemos que imponer el tranvía, adaptar toda la ciudad de Zaragoza a una línea norte-sur es un ejercicio de autoritarismo político que tendrá funestas consecuencias para la movilidad en la ciudad.

Y no hablamos sólo de los recortes que van a sufrir las líneas 20, 30, 40 o 45, sino que las afecciones a los zaragozanos a partir del 19 de abril serán muchas más. Hablamos de la eliminación de los giros a la izquierda en todo el eje norte-sur, hablamos de la construcción de intercambiadores con contestación social, hablamos de combinaciones de semáforos que han duplicado el tiempo de desplazamiento en vehículo privado, hablamos de los cientos de metros que separan unas paradas del tranvía de otras, hablamos de eliminación de paradas estratégicas como Casablanca, hablamos de la eliminación de carriles de circulación y de los atascos que eso está generando… todo eso es lo que nos vamos a encontrar en unas semanas. Y todo eso es la herencia que dejará Belloch a los zaragozanos en materia de movilidad. Una herencia de 400 millones de euros que no sólo no soluciona los problemas de transporte, sino que los va a incrementar.

Por ello vamos a plantear una interpelación en la próxima comisión de Servicios Públicos a la Consejera para que tras esta fase de falta de transparencia, de oscurantismo y hasta de soberbia política que representa este equipo de gobierno, y se permita debatir el documento con los representantes políticos de miles de ciudadanos que creen en la democracia y en otra forma de hacer política basada en el dialogo y el acuerdo.

Moreno teme que el retraso de Belloch en pagar a la Sociedad del Aeropuerto pueda afectar a los convenios suscritos

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha mostrado su preocupación por el retraso que acumula el equipo de gobierno en el abono de 2’2 millones de euros correspondientes al ejercicio de 2010 que todavía no ha transferido a la Sociedad de Promoción del Aeropuerto de Zaragoza. Moreno ha explicado que el consistorio zaragozano participa al 50 % en la sociedad (la DGA ostenta el otro 50 %), razón por la que el presupuesto de 2010 contemplaba una partida de 3’5 millones de euros que debería haber sido transferida en su totalidad. Sin embargo, únicamente se han hecho efectivos 1’3 millones, quedando pendientes más del 60 % de los fondos previstos.

Según Moreno, “este nuevo retraso del Gobierno de Belloch en los pagos a organismos en los que participa puede afectar al funcionamiento ordinario de la sociedad”. De hecho, desde el PP han recordado que estos impagos se suman a la morosidad que ya acumula el equipo de gobierno con grandes y pequeñas empresas proveedoras de servicios. “Si Belloch no resuelve este problema de inmediato, las consecuencias se dejarán notar de inmediato en buena parte de las compañías que operan en el aeropuerto de Zaragoza, como Ryanair, que empezarán a cuestionarse si les interesa seguir volando desde la capital aragonesa”, explica el concejal popular. Por eso, ha señalado que “nos preocupa enormemente que una de las instituciones que sustentan la sociedad no esté cumpliendo con unos compromisos que deberían haberse resuelto a principios de 2010. ¿Cómo podemos exigir mejoras en la torre del aeropuerto o en los sistemas de aterrizaje si Belloch ni siquiera cumple con sus compromisos económicos? La actitud del alcalde le está deslegitimando día tras día”.

En este sentido, el edil del PP ha alertado de que “el aeropuerto de Zaragoza debería ser una apuesta estratégica para el desarrollo presente y futuro de la capital aragonesa. Resulta inaceptable la desidia del Ayuntamiento de Zaragoza y que Belloch esté trasladando a estos proyectos estratégicos los problemas económicos que ha generado su manirrota gestión”. José María Moreno ha anunciado que llevará estos problemas de “morosidad institucional” al próximo consejo de administración de la Sociedad Promoción del Aeropuerto de Zaragoza y ha instado al equipo de gobierno a “cumplir con sus compromisos financieros para garantizar el mantenimiento y, por qué no, incremento de las conexiones aéreas de Zaragoza con el resto de Europa”.

Moreno exige a Belloch que cumpla el pliego de condiciones del servicio de limpieza y obligue a FCC a construir 45 nuevos contenedores soterrados

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha exigido al equipo de gobierno que cumpla el pliego de condiciones de la contrata de basuras e impulse la construcción de 45 nuevos contenedores soterrados. Moreno ha recordado que, entre otras mejoras, la empresa adjudicataria se comprometió a habilitar estos nuevos espacios para el depósito de los residuos, pero “han pasado casi tres años desde que se resolvió el proceso de adjudicación y el equipo de gobierno ni siquiera ha sido capaz de definir los lugares en los que FCC tendría que construir los nuevos contenedores soterrados”.

En este sentido, los populares recuerdan que la contrata de basuras supuso un incremento importante de los costes del servicio, pero “no ha habido un aumento proporcional de la calidad del servicio, más bien al contrario, los ciudadanos tienen la sensación de que la ciudad cada vez está más sucia”. El edil del PP considera que “es incomprensible la desidia de Belloch y de su equipo a la hora de hacer cumplir las condiciones del contrato de limpieza. ¿Hay alguna razón de fondo que desconocemos? ¿Acaso tiene que ver con la deuda que acumula el Ayuntamiento con FCC?”.

Según José María Moreno, “el problema de fondo es el desinterés del alcalde por el día a día de la ciudad. Habla de expos de flores y de juegos olímpicos y, mientras tanto, se olvida servicios básicos como el de la recogida de basura. El retraso en la construcción de estos 45 contenedores soterrados es la demostración de lo poco que le importa al alcalde la calidad de vida de los zaragozanos”.

Por eso, desde el PP ha vuelto a exigir al Gobierno de Zaragoza que concrete definitivamente a FCC las ubicaciones de los contenedores soterrados (priorizando las calles del distrito Centro) para que comiencen las obras de forma inmediata y puedan ponerse en servicio cuanto antes. “La calidad de vida de los zaragozanos está hipotecada por la ineficacia en la gestión de Belloch y su equipo. Afortunadamente, ese lastre tiene los días contados y en mayo se abrirá un nuevo ciclo de esperanza para una ciudad que no merece este alcalde socialista”, ha concluido.