El Gobierno de Aragón confirma que no actuará en la ermita de Palomar de Arroyo

El Gobierno aragonés no tiene intención de actuar en la rehabilitación de la ermita del Salvador de la localidad turolense de Palomar de Arroyo. Así lo ha confirmado la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Eva Almunia, al diputado del Partido Popular en las Cortes de Aragón, José María Moreno, que calificó esta decisión de “decepcionante si consideramos que la obra costaría poco más de 100.000 euros”.

El portavoz de Cultura del PP denunció además que “Cultura ha optado por olvidarse también del patrimonio cultural en los pueblos pequeños de Aragón y por pasarle la pelota a las comarcas, cuando estas entidades ni tienen medios técnicos adecuados ni un mínimo presupuesto para llevar a cabo este tipo de proyectos de rehabilitación”.

La ermita de Palomar de Arroyo es del siglo XVII y su cúpula alberga pinturas murales fechadas en 1732, con un gran valor artístico según diferentes expertos, y además cuenta con un retablo de estilo barroco de piedra policromada. El templo sufre problemas de humedades en suelo y paredes, que han provocado la degradación paulatina de los murales sin que hasta la fecha se hayan acometido actuaciones para su saneamiento.

ALMUNIA RECONOCE QUE NO PARTICIPARA NI AHORA NI EN EL FUTURO

En su argumentación para denegar los fondos para la rehabilitación, el Gobierno aragonés indica que el edificio no está declarado Bien de Interés Cultural, ni tampoco está incluido en ninguna de las figuras de protección recogidas en la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés. Además, manifestó el portavoz de Cultura del PP, “Almunia rechaza cualquier posibilidad de participar en el futuro al declarar que tanto las partidas presupuestarias como las competencias en los edificios no declarados Bien de Interés Cultural han sido transferidas a las comarcas”.

Para José María Moreno, existe un problema de fondo que el Gobierno aragonés no quiere reconocer “las comarcas no tienen partidas presupuestarias definidas para ayudar a los municipios que quieren recuperar sus bienes patrimoniales ni tampoco poseen los medios técnicos necesarios para decidir y evaluar este tipo de subvenciones, lo que está produciendo un auténtico caos pues los alcaldes desconocen a quién tienen que remitir sus peticiones”. Esta situación de indefinición, continuó “está provocando que gran parte de las iniciativas de recuperación patrimonial en los pueblos aragoneses no puedan realizarse y que su deterioro aumente, sin que los responsables culturales del Gobierno aragonés hagan nada por evitarlo”.

El PP exige a Almunia que lidere una propuesta de acuerdo para rehabilitar San Vicente el Real

El portavoz de Cultura y Deporte del Partido Popular en las Cortes de Aragón, José María Moreno, pidió hoy a la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Eva Almunia, que “lidere una propuesta de acuerdo” con el Ayuntamiento de Huesca y el Arzobispado de la ciudad para recuperar la iglesia de San Vicente el Real, conocida como ‘La Compañía’, que actualmente se encuentra en una situación de grave deterioro tanto en su cubierta como en la fachada.

El pasado mes de febrero, Almunia reconoció al diputado ‘popular’ que “no fueron motivos presupuestarios” los que impidieron acometer la restauración de este templo barroco en 2003, y aludió al hecho de que el edificio no se encuentre catalogado como Bien de Interés Cultural para excluirlo de las actuaciones previstas por la dirección general de Patrimonio.

La negativa del Gobierno PSOE-PAR a rehabilitar San Vicente el Real “rechaza definitivamente cualquier posibilidad de cofinanciación”, afirmó José María Moreno, pese a que existía una petición oficial de colaboración del Alcalde socialista, Fernando Elboj, de acuerdo con la Diócesis.

El portavoz ‘popular’ apuntó que “si no existiera bloqueo político por parte de la consejera Almunia, el acuerdo entre DGA, Ayuntamiento y Arzobispado podría firmarse de inmediato, ya que tanto el Consistorio como la Diócesis han manifestado su predisposición favorable a financiar la elaboración del proyecto y a participar en el coste de la obra”.
José María insistió especialmente en “la sorpresa que causa que el departamento de Educación, Cultura y Deporte se niegue sistemáticamente a realizar inversiones en monumentos emblemáticos para Aragón mientras, por el contrario, se dilapidan partidas presupuestarias en contrataciones de técnicos más o menos próximos a los intereses del Gobierno PSOE-PAR para otras obras que no tienen ni el atractivo histórico ni turístico necesario”.