El PP denuncia que el Gobierno de Aragón “ha renunciado” a recuperar La Mantería

“El Gobierno de Aragón está llevando a La Mantería por el mismo camino de abandono y olvido que al Teatro Fleta” aseguró hoy el portavoz de Cultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, José María Moreno, durante la visita que esta mañana realizó a la Iglesia de Santo Tomás, más conocida como La Mantería, en Zaragoza.

Hace justo un año que el diputado ‘popular’ denunció la “evidente dejadez” que sufre este edificio del siglo XVII, por parte del departamento que dirige Eva Almunia. Al valor patrimonial de este bien cultural hay que añadir el deterioro al que han sido sometidas las pinturas murales de Claudio Coello, a causa de las filtraciones y la humedad “cuya recuperación se hace más difícil y costosa cada día que pasa y que pueden llegar a perderse definitivamente si no se actúa rápidamente” afirmó José María Moreno.

El portavoz ‘popular’ de Cultura exigió, en septiembre de 2003, al Ejecutivo que preside Marcelino Iglesias “mayor compromiso político y presupuestario” con la rehabilitación de la iglesia de La Materia, así como “una mínima planificación técnica y económica en los trabajos de recuperación”.

Ante las críticas formuladas entonces por el PP, el director general de Patrimonio del Gobierno aragonés, Jaime Vicente, acusó a los ‘populares’ de querer buscar un conflicto “tratando de poner en evidencia un supuesto abandono en la restauración, cuando ésta lleva su trabajo y se está llevando a cabo sobre lo previsto”. Lo cierto es que ha pasado un año desde que Jaime Vicente hiciera esas declaraciones “y el Gobierno de Aragón ni está trabajando en La Mantería ni parece tener el mínimo interés en hacerlo, lo que deja en evidencia la solvencia de las declaraciones de este señor” afirmó Moreno.

ABANDONO Y DEJADEZ

Durante su visita, José María Moreno declaró que “pese a los compromisos del director general con la rehabilitación de La Mantería nos hemos encontrado con la misma situación de dejadez y abandono que vimos hace un año, y esa falta de actuación está perjudicando seriamente tanto a la estabilidad de la estructura de las cúpulas como a la recuperación de los murales”.

El diputado ‘popular’ se preguntó “dónde han ido a parar los 180.000 € consignados en el proyecto de presupuestos de 2003 para esta obra” y si existirán partidas plurianuales en los siguientes ejercicios para garantizar el reinicio de los trabajos.

CRONOLOGÍA

Mayo / 2001.- Se inician las obras de reconstrucción de la cubierta en la cúpula conocida como Evangelio, de la iglesia de La Mantería.

Mayo / 2001.- Desplome de la cúpula Evangelio, mientras se están llevando a cabo los trabajos de restauración de las pinturas murales en el interior de la iglesia. Dos alumnas resultan heridas.
Junio / 2001.- Colocación de una plataforma metálica sobre la cúpula derruida, y de lonas sobre las otras dos cúpulas, Epístola y Presbiterio, en las que se estaban reparando las cubiertas. En estas dos últimas, las lonas permanecen durante 16 meses, lo que provocó la filtración de agua y el deterioro de las pinturas murales.

Junio / 2001.- El consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, anuncia que en un plazo de 4 meses tendrá los resultados de la investigación sobre las causas del desplome. Un arquitecto del departamento de Cultura y Turismo alude a las obras que se realizan en la calle Tte. Coronel Valenzuela como posible causa del derrumbe.

Julio / 2001.- Un mes más tarde, el Gobierno de Aragón adjudica el informe de la investigación por un presupuesto de 210.354 € (35 millones de pesetas).

Julio / 2001.- Se procede a la instalación de sensores ante la posibilidad de movimientos en la estructura de la iglesia.

Febrero / 2002.- Han de transcurrir 8 meses para que se hagan públicos los resultados de la investigación, con la conclusión de que el desplome pudo producirse como consecuencia de varias obras acometidas en 1883 y 1950.

Noviembre / 2002.- Después de 18 meses del colapso de la cúpula, el director general de Patrimonio del departamento de Cultura y Turismo, anuncia el inicio de las obras de reconstrucción de la cúpula con un plazo de ejecución de 4 ó 5 meses y un presupuesto de 300.000 € (50 millones de pesetas).

Agosto / 2003.- Los sensores instalados en la iglesia indican la posibilidad de un nuevo desplome, en este caso de la cúpula conocida como Presbiterio, que durante 16 meses sólo había estado protegida por una lona, lo que obliga al Ejecutivo a actuar.

Septiembre / 2003.- Se retiran los andamios del interior de la iglesia así como los sensores de movimiento, lo que implica la imposibilidad de actuaciones a corto plazo en la recuperación de las pinturas murales y en la consolidación de la cúpula que aún queda por restaurar.