El PP denuncia un año de retraso en la recuperación del edificio que albergará los bienes eclesiásticos

“Una vez más, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Eva Almunia, ha vuelto a faltar a su palabra y ha incumplido sus compromisos con los aragoneses” afirmó hoy el portavoz de Cultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, José María Moreno, tras conocer que la licitación de los trabajos de restauración del Palacio Episcopal de Barbastro volverá a retrasarse, esta vez, hasta el próximo mes de mayo.

INSOLVENCIA EN LA GESTIÓN

El diputado ‘popular’ manifestó que “desde que Eva Almunia se hizo cargo del departamento en julio de 2001, ha conseguido hacer de su falta de credibilidad un ‘clásico’ en el Parlamento aragonés, pues ha demostrado ser absolutamente incapaz de cumplir sus anuncios y compromisos respecto a dotaciones presupuestarias y ejecución de plazos en muy distintas ocasiones”. José María Moreno puso varios ejemplos de incumplimientos, como los desfases en la construcción del Museo de Arte Contemporáneo de Huesca, en la rehabilitación del Fleta, en la puesta en marcha del Archivo General de Aragón, o en la definición y ejecución del Espacio Goya, entre otros.

El portavoz de Cultura del PP, añadió que “hemos sido especialmente pacientes con Almunia, y lo cierto es que después de casi cuatro años como máxima responsable de la Cultura aragonesa, no nos queda más remedio que afirmar que su grado de insolvencia en la gestión es mayúsculo”.

UN NUEVO CASO: EL PALACIO EPISCOPAL DE BARBASTRO

Hace cuatro años que el Gobierno de Aragón y el Obispado de Barbastro-Monzón firmaron un protocolo para la restauración de este edificio emblemático que, entre otros usos, debía albergar los bienes religiosos que Aragón reclama a Cataluña. De hecho, el 9 de mayo de 2004, Eva Almunia presentó en la sede episcopal de la diócesis de Barbastro-Monzón el proyecto de rehabilitación del edificio. Una remodelación que, según anunció entonces la consejera, supondría la remodelación de 4.291 m2, costaría 7 millones de euros y se alargaría durante 24 meses.

Según declaró entonces Almunia, se trataba de “una deuda que teníamos con el obispo y esta diócesis, que ha sido la que más ha luchado para que el Palacio Episcopal sea lo que vemos en estos planos y también la que más ha negociado y batallado por la devolución de los bienes religiosos” a lo que añadía “es necesario para albergar las piezas y para dar una serie de servicios a Barbastro y la Comarca. Son unos trabajos importantes para nosotros, para tener los símbolos que necesitamos. De esto se ha hecho una causa en Aragón y es importante empezar a tener realidades”.

Diez meses después de realizadas estas afirmaciones por Almunia, la consejera admite en una respuesta parlamentaria a José María Moreno que todavía se desconoce quién realizará la rehabilitación y, además, que “se prevé que las obras se podrán licitar en mayo de 2005 y adjudicar en el plazo establecido por las normas de la Comunidad Autónoma”, es decir, un año de retraso.

LAS INCOHERENCIAS DE ALMUNIA

Para José María Moreno “las incoherencias de Almunia son manifiestas: por un lado requiere urgencia en la devolución de los bienes y, por otro, su negligente gestión retrasa la habilitación del recinto que debe albergar a este importante patrimonio” y además, apuntó el diputado “puede producirse la paradoja de que Aragón recupere los bienes, como todos confiamos, antes de tener un espacio digno para ubicarlos y, al final, tengamos que guardarlos en un almacén”.

A esta situación se añade el hecho de que “aunque en el presupuesto de la Comunidad Autónoma figura una cantidad importante para la rehabilitación, no va a dar tiempo a ejecutarla por tardanza del Gobierno a la hora de realizar los procedimientos de licitación y posterior adjudicación de las obras”, afirmó Moreno.

Anuncios