Moreno recuerda a Almunia que tiene pendiente comparecer en el Parlamento desde el 4 de enero

José María Moreno, portavoz de Cultura del PP en las Cortes de Aragón, recordó hoy a la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo aragonés que tiene pendiente comparecer en el Parlamento autonómico para explicar la venta de la mitad del Teatro Fleta a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Moreno, manifestó su “absoluto rechazo” a que el convenio sea firmado antes de que el Parlamento lo conozca, y reiteró que “si los socialistas han tardado más de seis años en dar una solución al Fleta, no pasaba nada por retrasar la rúbrica del acuerdo para que Almunia hubiera explicado en el Parlamento aragonés los términos exactos”.

El portavoz popular reiteró, tal y como hizo a principios del mes de enero al conocer la noticia, que la decisión de Almunia supone una “privatización de un espacio público” en unas condiciones perjudiciales para los aragoneses. “No sólo se vende la mitad del Fleta, sino que además se regalan 6,5 millones de euros, en un proyecto del que todavía nadie sabe cómo se va a gestionar ni cuáles van a ser los beneficios para los ciudadanos” declaró Moreno.

UN DEPARTAMENTO CADA VEZ MÁS OPACO

El diputado popular acusó al Almunia de “alimentar la opacidad y la falta de transparencia” en las actuaciones del Departamento de Educación. “El convenio con la SGAE, el acuerdo con Cataluña sobre los bienes, el proyecto del Espacio Goya o el Archivo General de Aragón son los asuntos más destacados que tiene el Ejecutivo aragonés en materia cultural y, precisamente, la consejera es incapaz de venir a las Cortes a explicarlos ni siquiera aunque tenga la obligación política de acudir ante la reiterada petición de comparecencias del PP” afirmó Moreno, para quien “el desprecio de Almunia al Parlamento, a los representantes elegidos por los aragoneses, es cada vez más hiriente”.

DUDAS SIN RESOLVER

El portavoz de Cultura del PP consideró obligadas las explicaciones inmediatas de Almunia “debido a que existen numerosas dudas sin resolver”, como la elección directa de la SGAE sin ningún tipo de concurso por parte de la Administración PSOE-PAR, la utilización abusiva de la piqueta y el derribo como solución arquitectónica, la indefinición sobre la ubicación del Centro Dramático de Aragón, la necesaria descatalogación del edificio por parte de la coalición PSOE-CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza o, por último, la financiación del proyecto por parte del Gobierno de Aragón.

Otro de los puntos de desacuerdo de los populares está en la elección directa de la SGAE por parte de la Administración PSOE-PAR, sin ningún tipo de concurso público, sino a través de una decisión política. En este sentido, Moreno señaló que “vamos a estudiar si el procedimiento es legal, si se están cometiendo irregularidades o si existe algún tipo de trato de favor, porque no acabamos de entender que el Gobierno pueda realizar una operación de este calado, de compraventa primero y de concesión de dinero público después, sin que medie ningún tipo de control, ni publicidad, ni transparencia, ni libre concurrencia”.

SEIS AÑOS DE IRRESPONSABILIDAD

El diputado popular volvió a insistir esta mañana en la responsabilidad de los socialistas en la situación actual de deterioro del Fleta “llevan más de seis años gestionando la cultura en Aragón a través de una política errática, sin prioridades ni objetivos, y la situación de abandono del Teatro Fleta es el exponente más evidente de una política cultural vacía de proyectos e ideas”.

Para José María Moreno, Almunia debe explicar además “qué ha estado haciendo su Departamento durante todos estos años con el Fleta, cuanto dinero se ha gastado, por qué se han desestimado proyectos anteriores y que beneficio proporciona la SGAE que no puedan proponer otras sociedades o entidades”.

Anuncios

Un Espacio Goya nada alentador

Hace aproximadamente un mes el Gobierno de Aragón presentó en el Parlamento autonómico las conclusiones de un proyecto cultural que denominó Espacio Goya. Seis años ha tardado el Ejecutivo PSOE-PAR en desarrollar esta relevante iniciativa cultural que, en su día, esbozó y elaboró una Administración presidida por el Partido Popular.

Durante este largo tiempo los aragoneses hemos esperado pacientemente a que la actual coalición PSOE-PAR desarrollara este proyecto de relevancia internacional y que coincidiese, en su concepción básica, con un planteamiento que había conseguido un primer respaldo de instituciones y organismos estatales y autonómicos.

Pasa el tiempo, demasiado tiempo, y seguimos confiando que el Ejecutivo autonómico responda a las expectativas culturales que este territorio merece y demanda. Lo cierto es que Aragón lleva demasiados años esperando un proyecto cultural serio, real y creíble para el disfrute de los ciudadanos aragoneses y de los que nos visiten. Lamentablemente parece que estamos obligados a dejar que los meses sigan transcurriendo.

Si algo caracteriza la concepción que los responsables culturales de la Administración aragonesa tiene sobre el futuro Espacio Goya es la vaciedad; no existe una definición clara y, sin embargo, aparece una manifiesta dependencia de instituciones externas a las que se les intentara obligar a ceder su patrimonio a cambio de pertenecer a un organismo en el que, de momento, se desconoce el grado de participación y por tanto de decisión que pueden tener los propietarios de las obras pictóricas.

Si se tiene la suerte de conocer el proyecto presentado por el profesor Borras, que no es fácil, la definición de Espacio Goya divaga a lo largo de las paginas sin una descripción diáfana y contundente. Falla en la declaración de concepto y se limita a la puesta en marcha de un museo, con aderezos, pero cuya imagen principal es la de un museo.

Durante la lectura del documento elaborado por el profesor Borrás y asumido por el Gobierno, se establece una premisa inicial, errónea a mi juicio, y no es otra que concebir el denominado Espacio Goya como un museo. El Espacio Goya a lo ultimo que debe aspirar es a convertirse en una galería puesto que el Museo del Prado ya cumple con creces esa función y, de hecho, competir con una de las principales pinacotecas del mundo es, además de absurdo, una temeridad. Otra posibilidad es que exista una o varias salas en las que exponer las actuales obras en posesión del Gobierno de Aragón, las que se puedan ceder y las que se puedan adquirir. Pero ese no debe ser el asidero del Espacio Goya.

No debemos permitir dejar pasar la oportunidad de crear un nuevo espacio cultural en Aragón, avalado además por la figura de don Francisco de Goya, para acabar haciendo un museo que aún no siendo poco, no es su principal objetivo.

Nuestro concepto es más amplio y ambicioso y concebimos el Espacio Goya como el referente de la creatividad aragonesa, un lugar privilegiado de encuentro de los creadores nacionales e internacionales; en definitiva un espacio donde resida la vanguardia cultural. Goya es el símbolo de la apuesta por la modernidad, es la tarjeta de visita de Aragón en el mundo y bajo ese paraguas debe construirse un centro innovador, de pensamiento, de creación y de reflexión. Además deberá asumir otra combinación de actividades, otros muchos cometidos, pero ante todo tiene que ser el referente de la innovación cultural en su más amplio sentido.

No coincido con el enfoque exclusivista, dirigido a determinados intelectuales y estudiosos, que emana del proyecto gubernamental. Al contrario, debe estar abierto, dirigirse a todos, pues ha de ser un espacio donde todos quepan y para ello se hace preciso conocer los criterios de los mayores conocedores reales de lo que en el mundo cultural interesa a los ciudadanos, que no son otros que los propios artistas, sus asociaciones, los profesionales de la didáctica y la enseñanza, los galeristas, los periodistas, los marchantes, etc., que por cierto, deberían expresar su opinión de forma pública respecto de un proyecto que creo les afecta tan directamente.

Nos queda aún tiempo para debatir, para incorporar ideas y para aunar criterios sobre el proyecto, aunque también somos conscientes que el actual ejecutivo de coalición no se ha caracterizado por reconocer sus errores, aceptar recomendaciones y pensar en grande, a pesar de su manido “talante”.

A estas alturas solamente podemos esperar que la equivocación en los planteamientos del proyecto no sea tan grave que propicie, incluso antes de comenzar, un nuevo fracaso, aunque el inicio desde luego no sea especialmente alentador.

El PP califica de “escándalo mayúsculo” la venta del Fleta

José María Moreno, portavoz de Cultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, calificó hoy de “escándalo mayúsculo” la venta de la mitad del Teatro Fleta a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), según revela hoy Heraldo de Aragón. El diputado popular ha pedido la comparecencia urgente de la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés, Eva Almunia “que debe producirse antes de la firma del convenio”. Para Moreno, “si los socialistas han tardado más de seis años en dar una solución al Fleta, no pasa nada por esperar unos días más y que Almunia explique en el Parlamento aragonés los términos exactos del acuerdo con la SGAE”.

Según manifestó el portavoz popular, la decisión de Almunia supone una “privatización de un espacio público” en unas condiciones perjudiciales para los aragoneses. “No sólo se vende la mitad del Fleta, sino que además se regalan 6,5 millones de euros, en un proyecto del que todavía nadie sabe cómo se va a gestionar ni cuáles van a ser los beneficios para los ciudadanos” declaró Moreno.

SIN CONCURSO PUBLICO

Otro de los puntos de desacuerdo de los populares está en la elección directa de la SGAE por parte de la Administración PSOE-PAR, sin ningún tipo de concurso público, sino a través de una decisión política. En este sentido, Moreno señaló que “vamos a estudiar si el procedimiento es legal, si se están cometiendo irregularidades o si existe algún tipo de trato de favor, porque no acabamos de entender que el Gobierno pueda realizar una operación de este calado, de compraventa primero y de concesión de dinero público después, sin que medie ningún tipo de control, ni publicidad, ni transparencia, ni libre concurrencia”.

Además, los populares entienden que resulta “inadmisible” que el proyecto propuesto por la SGAE pretenda “utilizar la piqueta y el derribo como única solución arquitectónica, cuando tanto la fachada como el anfiteatro son elementos claves y singulares del edificio ideado por el arquitecto Yarza”.

INCÓGNITAS SIN RESOLVER

La propuesta de acuerdo Gobierno de Aragón-SGAE deja, además, importantes incógnitas sin resolver. “No se sabe qué va a pasar con la sede del Centro Dramático de Aragón, que inicialmente estaba pensada en el Fleta, si la DGA va a tener un máximo de cuarenta días para programación propia. Tampoco sabemos si CHA apoyará en el Ayuntamiento de Zaragoza la obligada descatalogación del edificio, necesaria para acometer un proyecto arquitectónico totalmente nuevo. También se oculta de dónde saldrá los 6,5 millones de euros que tiene que poner la DGA, puesto que en los presupuestos de 2006 sólo aparecen 3’5 millones de euros, y desconocemos cuáles serán los plazos reales de ejecución En definitiva, son demasiados los interrogantes que se plantean” afirmó Moreno.

SEIS AÑOS DE IRRESPONSABILIDAD

El diputado popular recordó la responsabilidad de los socialistas en la situación actual de deterioro del Fleta “llevan más de seis años gestionando la cultura en Aragón a través de una política errática, sin prioridades ni objetivos, y la situación de abandono del Teatro Fleta es el exponente más evidente de una política cultural vacía de proyectos e ideas”.
Para José María Moreno, Almunia debe explicar además “qué ha estado haciendo su Departamento durante todos estos años con el Fleta, cuanto dinero se ha gastado, por qué se han desestimado proyectos anteriores y que beneficio proporciona la SGAE que no puedan proponer otras sociedades o entidades”.