El Gobierno PSOE-PAR no aplica el 1% cultural autonómico

El Gobierno PSOE-PAR no asigna el 1% de las obras públicas de la Comunidad a actuaciones culturales pese a que la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés lo permite desde el año 1999. Este incumplimiento fue puesto hoy de manifiesto por el portavoz de Cultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, José María Moreno, que acusó al Ejecutivo que preside Marcelino Iglesias de “absoluta desidia y desinterés por la conservación de nuestra herencia patrimonial”.

La “dejadez” de la coalición PSOE-PAR con el patrimonio cultural aragonés es una constante que los populares vienen denunciando desde hace años con ejemplos que van desde el fiasco en la reconstrucción del Teatro Fleta, la pasividad en la puesta en marcha del Espacio Goya, o la falta de compromiso con el desarrollo de los parques culturales en las tres provincias.

UNA LEY MUY CLARA

La Ley de Patrimonio Cultural Aragonés, impulsada y aprobada en 1999 por un gobierno presidido por el Partido Popular, establece en su artículo 88 la obligatoriedad de destinar al menos el uno por ciento de los fondos aportados por la Comunidad Autónoma en el presupuesto de cada obra pública, y también de las que los particulares puedan construir y explotar en virtud de concesión administrativa, a financiar acciones de tutela del patrimonio cultural aragonés, preferentemente en la propia obra o en su entorno inmediato.

Para José María Moreno “dónde se entiende que una Administración tenga un instrumento eficaz para mejorar la conservación del patrimonio y no lo utilice. Sólo ocurre cuando a quién le corresponde aplicarlo, es decir a la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, nuestro patrimonio no le importa absolutamente nada”. De hecho, según el portavoz del PP, la inaplicación del 1% “está generando un perjuicio para los bienes del patrimonio cultural, a diferencia de lo que ocurre con el Estado que sí está haciendo uso de ese mecanismo, aunque con bastante menos intensidad que lo hizo el Gobierno del PP, y que en el año 2006 está destinando más de un millón y medio de euros para siete intervenciones de restauración en el territorio de la Comunidad”. Un modelo que también han puesto en práctica con éxito en otros territorios, declaró Moreno.

UN BUEN MOMENTO PARA SU APLICACIÓN

Precisamente cuando la obra pública que realiza la Administración autonómica está creciendo durante los últimos años, entre otros factores debido al efecto Expo, el valor final de ese 1% cultural sería considerable para incrementar las exiguas consignaciones presupuestarias de la consejería que dirige Eva Almunia. Así, el diputado popular consideró “inaceptable y de dimisión del director general de Patrimonio, perder una oportunidad tan evidente para obtener un aumento en los fondos para patrimonio”. Prueba de esa desidia, apuntó José María Moreno “es que el pasado mes de agosto Almunia sólo llegó a reconocer que se estaba redactando la norma legal del uno por ciento ‘que será remitida en breve plazo al Consejo de Gobierno para su consideración y aprobación en su caso’ -afirmó textualmente en una respuesta parlamentaria al diputado del PP- sin que a fecha de hoy todavía sepamos de su existencia real”.

El portavoz popular de Cultura concluyó afirmando que “es un retroceso y un ejemplo, otro más, de lo mal que trabaja Almunia por el patrimonio, de su total desapego por los iconos culturales y a veces únicos de muchos municipios aragoneses y, en definitiva, la evidencia y la expresión palpable de que no tiene ni idea de lo que significa cuidar del patrimonio cultural”.

Anuncios

Moreno alerta sobre la “absoluta desidia del Gobierno de Aragón” respecto a los parques culturales

José María Moreno, portavoz de Cultura del Partido Popular en las Cortes de Aragón, alertó hoy sobre “la absoluta desidia del Gobierno de Aragón” respecto a los parques culturales. Está afirmación es consecuencia de las respuestas parlamentarias remitidas por la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Eva Almunia, a las preguntas formuladas por el diputado popular en las que se interesaba por la situación de estos espacios patrimoniales.

Unos parques que, desde que fueran creados hace nueve años por un Gobierno autonómico presidido por el Partido Popular, han destacado como un importante factor de desarrollo rural sostenible para varias comarcas aragonesas puesto que el número de turistas en estas zonas se ha visto incrementado y, consiguientemente, han generado la creación de nuevos empleos. Un modelo que, además, ha sido objeto de numerosas publicaciones científicas y divulgativas, que lo han puesto como ejemplo de gestión del patrimonio cultural y de cohesión territorial.

Sin embargo, el Ejecutivo de Iglesias no parece apreciar estos efectos positivos y, según denuncia Moreno “es tan poco el interés y van tan retrasados que algo tan esencial como son los planes de gestión de estos parques, que deben servir para la ordenación de sus recursos culturales y turísticos, no se han aprobado y en la mayoría de los casos ni siquiera se han redactado”.

DESASTRE EN LA GESTIÓN

José María Moreno no dudó en calificar de “desastrosa” la “escasa gestión, el control y el seguimiento” de los parques culturales realizada por el Ejecutivo PSOE-PAR, y puso varios ejemplos de la negligencia del Gobierno autonómico.

Así, en el caso del espacio patrimonial del Río Martín, aunque recibió el reconocimiento como parque cultural en el año 2001, el Gobierno aragonés tardó cuatro años en elaborar un anteproyecto de gestión y, en junio de 2006, el departamento que dirige Almunia ni siquiera reconocía la existencia de un proyecto definitivo. Prácticamente en idéntica situación se encuentra el parque cultural del Río Vero, también creado a través de un decreto hace cinco años, y que según los últimos datos aportados por el Gobierno sí dispone de un plan de gestión definitivo, aunque todavía se encuentra pendiente de tramitación.

Respecto al parque de Albarracín carece de gerente y es un profesor del Campus Universitario de Teruel quién realiza temporalmente las funciones propias de la gerencia. En cuanto al plan de gestión de este espacio, el Departamento de Educación reconoce que aún se encuentra pendiente de redacción pese a que han transcurrido cinco años desde que se publicó la norma legal que lo reconocía. Una situación que se repite en el parque del Maestrazgo y también en el de San Juan de la Peña. Ambos carecen de gerente y sus respectivos planes están en proceso de elaboración.

EL PARQUE DE SIERRA MENERA: UN EJEMPLO DE ABANDONO

Pero si el abandono del Gobierno aragonés ha sido manifiesto en estos parques, para José María Moreno lo es aún más con el de Sierra Menera, cuya solicitud de constitución data de enero del año 2001 y, según la escueta respuesta parlamentaria de Almunia, es ahora cuando se están redactando los estudios necesarios para su creación.

El diputado popular calificó de “especialmente graves” las consecuencias provocadas por la desidia del Gobierno de Aragón, puesto que, aseguró “están limitando las condiciones de protección de estos espacios, están retrasando las posibilidades de promoción y de inversión y, lo que es más grave, están dilatando en el tiempo, durante años y años, la participación de las instituciones locales dejándolo todo en manos de la arbitrariedad de la consejera”.