Compromiso con Zaragoza, compromiso cumplido

Vía buesaenvanguardia.com | Desde nuestra responsabilidad con Zaragoza, que se encuentra ante uno de los retos más importantes de su historia, la Exposición Internacional 2008, los populares hemos decidido llegar a un acuerdo político que hace posible la aprobación del presupuesto en el ejercicio del próximo año.

Estamos a seis meses exactos para ese momento histórico que será la inauguración de la Expo de todos los zaragozanos, que está en el corazón de todos los que vivimos en esta ciudad. El mundo entero nos está mirando atentamente, y Zaragoza necesita vivir un momento de tranquilidad y seguridad, por lo que no podemos colocar al Ayuntamiento en una situación de riesgo ni de incertidumbre.

Es imprescindible garantizar la Expo, un tema que ha sido objeto de consenso de todos los ciudadanos y los grupos municipales, anteponiendo los intereses de la ciudad por encima de cualquier otra cosa.

Además, es necesario remarcar que, habiendo vinculado a este acuerdo la puesta en marcha de los grandes retos para construir la ciudad del siglo XXI, la Zaragoza de 2008 será recordada por el compromiso de licitar, antes del 30 de junio, la redacción del estudio informativo y el anteproyecto de la red de metro; así como que el Real Zaragoza pueda disponer, antes de finalizar la presente legislatura, de un verdadero estadio de fútbol “cinco estrellas”, recuperando nuestro proyecto del arquitecto Ricardo Bofill.

Pero, siendo conocedores de las necesidades y los requerimientos de los ciudadanos, también hemos logrado que el equipo de gobierno haya adquirido el compromiso de aumentar las inversiones directas para la ciudad mediante el incremento presupuestario de partidas concretas en infraestructuras, equipamientos y actuaciones en los barrios y los distritos de la ciudad, así como no permitir un mayor incremento de la presión fiscal en un difícil año económico como será el 2008.

Por todo ello, no podemos sentir sino satisfacción por un trabajo que redundará en beneficio de Zaragoza y, consecuentemente, en beneficio de todos los zaragozanos.