Moreno denuncia que las actuaciones del futuro Plan Director del Parque Primo de Rivera “no tienen financiación en 2009” y cree que Belloch “ha perdido todo su crédito en este asunto”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha denunciado que el Plan Director del Parque Primo de Rivera no tiene financiación en el Presupuesto Municipal de 2009 a pesar de que el equipo de gobierno anunció en octubre del año pasado que el documento estaría finalizado en la primavera. Moreno ha explicado que sólo existen 100.000 euros de inversión, cifra que “demuestra que no existe ningún interés político en afrontar la reforma del principal y más emblemático espacio verde de Zaragoza”. El edil del PP ha recordado que el alcalde Belloch se comprometió a invertir 5 millones de euros en la reforma del Parque Primo de Rivera, un compromiso que figuraba en el Plan de Acompañamiento de la Expo, pero que “finalmente, se ha convertido en uno de los grandes engaños del alcalde a los zaragozanos”. De hecho, la reforma del parque sólo ha llegado al Paseo de los Bearneses y al Rincón de Goya, con alguna otra actuación en materia de iluminación.

Por eso, José María Moreno ha explicado que Juan Alberto Belloch ha perdido todo el crédito porque “si realmente existiese una apuesta por el desarrollo sostenible, la reforma del Parque Primo de Rivera habría sido una prioridad, incluyendo alguna partida importante de inversión en el presupuesto o en el Fondo Estatal de Inversión Local. Pero no lo han hecho y eso demuestra el escaso interés que tiene el PSOE por recuperar el esplendor de un espacio del que sólo se acuerdan cuando llegan las elecciones para hacer demagogia y electoralismo”.

El PP lamenta el empeño de Belloch en “despilfarrar” 400 millones de euros en una línea de tranvía que “sólo servirá para colapsar el tráfico en Zaragoza”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha vuelto a lamentar el “empeño personal y caprichoso” del alcalde Belloch con la línea de tranvía norte-sur, un proyecto que, según los populares, “sólo perjudicará a los zaragozanos, partiendo en dos la ciudad y colapsando el tráfico a lo largo de todo su recorrido”. Por eso, el edil ha considerado que la inversión prevista del tranvía “supone un auténtico despilfarro en un proyecto que, no sólo no solucionará los problemas de movilidad, sino que los empeorará considerablemente”.

En este sentido, Moreno ha vuelto a invitar al alcalde y al equipo de gobierno a que “reflexionen desde el sentido común” y paralicen el proceso de adjudicación del tranvía “antes de que sea demasiado tarde”, ya que “estamos hablando de utilizar 400 millones de euros de inversión para un proyecto que cuenta con el rechazo de la mayor parte de la población, así como de importantes colectivos sociales y vecinales”.

Según Moreno, el Ayuntamiento de Zaragoza debería olvidarse del tranvía y destinar el dinero que cuesta esta infraestructura para dárselo a los muchos proveedores y autónomos con los que esta institución acumula importantes retrasos en sus pagos, “ésa es la mejor forma de mantener el empleo y contribuir a generar nuevos puestos de trabajo”. Por el contrario, el PP ha advertido que “si este año comenzasen las obras del tranvía como amenaza el alcalde Belloch, el pequeño comercio zaragozano será el principal perjudicado y padecerá las consecuencias de unas obras absurdas en el peor momento de la crisis económica,”.

LA RED DE METRO, PARALIZADA

Por otro lado, Moreno ha denunciado que el equipo de gobierno ha bloqueado el expediente de puesta en marcha de los estudios y anteproyecto de la red de metro impulsado desde el PP como consecuencia del Acuerdo Zaragoza 2008. Los populares han recordado que, fruto de dicho acuerdo, esos estudios se sacaron a concurso con el consenso de todos los grupos políticos. De hecho, los presupuestos de 2008 y 2009 contemplaban un plurianual de 1 millón de euros para su financiación del que “se han perdido 700.000 euros como consecuencia del bloqueo al que el equipo de gobierno ha sometido este proyecto de red de metro”.

El PP quiere que Zaragoza se adhiera a la “Red de Ciudades por la Bicicleta” y lidere la creación de un carnet nacional que permita alquilar en toda España

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, va a solicitar al equipo de gobierno municipal que la capital aragonesa se adhiera a la Red de Ciudades por la Bicicleta Pública que se constituirá el próximo mes de marzo en Sevilla. Su constitución coincidirá con la celebración de las segundas Jornadas Nacionales de la Bicicleta Pública (11 y 12 de marzo), pero el consistorio zaragozano todavía no ha confirmado su participación en las mismas ni su adhesión a la Red, “una oportunidad que no podemos dejar pasar si la ciudad apuesta de verdad por la bicicleta como medio de transporte sostenible y de futuro”, ha indicado Moreno. En este sentido, el edil del PP plantea que Zaragoza debe liderar en ese foro una iniciativa que ya reclaman muchos usuarios del servicio público de alquiler de bicicletas, la de que los abonos que se utilizan en una ciudad, puedan ser usados en otras ciudades que también cuentan con el servicio. “Sabemos que técnicamente es complicado, pero no imposible. Merece la pena hacer el esfuerzo, porque lo que sí sabemos es que el usuario de la bicicleta la utiliza allá donde va. La creación de la Red de Ciudades por la Bicicleta facilitará las cosas para poder avanzar en este sentido”, explica Moreno. De hecho, también ha recordado que la empresa que explota el servicio es la misma en ciudades como Zaragoza y Barcelona, lo que facilitaría la puesta en marcha de este sistema.

TODAS LAS ESTACIONES DE ALQUILER BIZI EN 2009

Por otro lado, eL Concejal popular también va a proponer que el Ayuntamiento de Zaragoza negocie con la empresa Clear Channel que se adelante a 2009 todo el plan de implantación de las estaciones de bicicleta. José María Moreno ha recordado que existe un horizonte temporal para instalar nuevas estaciones a lo largo de 2009 y 2010, pero “creemos que, dado el éxito de la iniciativa, debería hacerse lo posibe para adelantarlo a 2009. Lo están demandando muchos barrios y distritos porque una de las principales carencias de este servicio es que los usuarios tienen que llegar al centro de la ciudad para poder coger una bicicleta, algo que no tiene sentido para los vecinos de Universidad, Delicias o Torrero”. De la misma forma, la instalación de todas las estaciones de alquiler en 2009 permitiría eliminar la lista de espera de los miles zaragozanos que se quedaron sin abonos, “al haber más bicicletas, se podrán sacar más abonos”.

El Grupo Municipal Popular plantea además la necesidad de dar un nuevo impulso a los carriles-bici en Zaragoza. Actualmente, la ciudad tiene muchos kilómetros de carril-bici, pero son “poco prácticos”, ya que no tienen continuidad y muchos están alejados de los principales itinerarios de desplazamiento de los usuarios de la bicicleta, como sucede con el del tercer cinturón. “¿Cómo llega al centro un ciclista desde la Avenida de Navarra, Torrero o Casablanca? Circulando junto a los coches, con el peligro que eso supone, por lo que muchos renuncian a coger la bici ante ese riesgo. Si realmente queremos fomentar el uso de la bicicleta, tenemos que disponer de la infraestructura que facilite los desplazamientos en bicicleta”, explica Moreno. Por eso, el PP reclamará que el Ayuntamiento de Zaragoza proyecte los carriles-bici de las principales arterias de la ciudad durante el año 2009 para abordar su construcción a lo largo de 2010, estableciendo un mapa de carril-bici que fomente realmente el uso de la bicicleta.

MÁS APARCABICIS Y MÁS CONCIENCIACIÓN

Por último, el PP ha recordado que Zaragoza es de las pocas ciudades que suspende en las encuestas en lo que a aparcabicis se refiere (la última de ellas, de la revista Consumer). Según estas encuestas, hay pocos, están deteriorados, mal señalizados o poco vigilados, por lo que los usuarios de bicicletas no confían en ellos y no los usan. El Concejal, José María Moreno, critica que el Plan de Movilidad Sostenible ya contemplaba la implantación de cientos de estos aparcamientos, pero “lamentablemente ha sido uno de los grandes incumplimientos del equipo de gobierno”. De hecho, deberían haberse invertido en estos últimos años más de 100 millones de pesetas en aparcabicis y “es evidente que no se ha hecho”. Por eso, los populares creen que hay que hacer un esfuerzo y apostar por mejorar los aparcabicis existentes e incrementar su número. “Vamos a pedir que, a lo largo de 2009, se instalen 1000 nuevas plazas en los lugares estratégicos de la ciudad para luego seguir ampliando conforme a lo establecido en el PIT”.

El Grupo Popular planteará igualmente la puesta en marcha de una campaña de sensibilización para un uso cívico de la bicicleta, pero también para el respeto de los ciclistas por parte de los conductores. Según Moreno, estas propuestas del PP van encaminadas para fomentar el uso de la bicicleta como una de las principales apuestas en materia de movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. “La obligación de las instituciones es conseguir que coger la bicicleta sea cómodo en una ciudad que está pensada para los coches y las motos. Estamos convencidos de que estas medidas fomentarán el uso de este medio de transporte, del que todos pensamos que es respetuoso con el medioambiente, barato y, además saludable”.

Rueda de prensa | Salas de Música

Desde hace algunos meses, estamos comprobando como día a día los escasos locales que todavía permitían disfrutar de la música en directo en Zaragoza, las salas de conciertos, están cerrando sus puertas o dejando de programar actuaciones por unas u otras razones. Lo vimos a finales de año con la sala Oasis, también con la sala Devizio y con algunos otros locales de aforo intermedio que, bien están siendo clausurados por la administración, bien se ven obligados a dejar de programar conciertos por el incremento de las multas y las sanciones.

Problemas con las licencias, problemas con los horarios, problemas con las insonorizaciones, problemas con los vecinos, problemas de seguridad, demasiados problemas para unas salas de música por las que han pasado grandes grupos, pero que, no nos olvidemos, también han servido para dar a conocer y lanzar al estrellato a artistas aragoneses que hoy son reconocidos nacionalmente, pero gracias en buena parte al trampolín que les supuso el poder actuar en una de estas salas de conciertos que hoy parecen estar condenadas por las normas administrativas.

La realidad es que, a día de hoy, el mundo de la música, los artistas de esta ciudad y los que no son de esta ciudad, cada día cuentan con un espacio menos en el que actuar en Zaragoza. Y la realidad es que, por el contrario, las encuestas nos dicen que, cada día más, los ciudadanos demandan una mayor oferta de espacios como los que ahora se están extinguiendo.

Mientras esto sucede, Zaragoza ha empezado hace escasos días su carrera para la designación de capitalidad cultural del año 2016, un proyecto que cuenta con todo el apoyo del Partido Popular y por el que creemos que debe hacer una importante apuesta sin escatimar esfuerzos. El alcalde Belloch (que públicamente ha reconocido no creer en las posibilidades de Zaragoza) ha fundamentado esa apuesta cultural en la construcción y utilización de hasta 16 grandes espacios culturales entre los que se encuentran el campo de fútbol, la Feria de Muestras o la Milla Digital, pero la Cultura poco tiene que ver con el ladrillo. Nada hacemos si construimos grandes auditorios para grandes conciertos, pero cerramos las salas en las que se gestan nuestros artistas… ¿dónde estaría hoy Enrique Bunbury si no hubiese podido actuar en sus inicios en históricos locales de esta ciudad?

Por eso, aprovechando este punto y aparte que ha supuesto el cambio en el área de Cultura y la llegada de Jerónimo Blasco al Ayuntamiento de Zaragoza (que parece ser el único miembro del equipo de gobierno que cree en la candidatura de Zaragoza para el 2016), creemos que es el momento de plantear soluciones a todos los problemas con los que se encuentran los programadores de las salas de conciertos y, por ende, los artistas y creadores que quieren mostrar el mundo su música. Esa capitalidad cultural a la que opta Zaragoza debe ser suficiente acicate para relanzar las salas de conciertos que, como la Oasis, amplían cada semana la oferta cultural de esta ciudad, una ciudad que siempre había estado en los circuitos nacionales de conciertos y que, desgraciadamente, ahora se está quedando fuera por todas las trabas legales y administrativas que se plantean desde las instituciones.

Estamos convencidos de que hoy, frente a otras candidaturas, uno de los flancos más débiles que tiene Zaragoza es precisamente el cierre de estas salas de conciertos.

Por eso, hay que plantear soluciones urgentes a este problema. Y par ello planteamos seis cuestiones sobre las que se tiene que trabajar desde ya.

1. En primer lugar, hay que estudiar la descoordinación entre las ordenanzas municipales y de las normativas autonómicas. Nadie parece tener claro cuál es la norma que vale, dónde se encajan las salas de conciertos, las limitaciones municipales, horarios, decibelios, insonorizaciones, cumplimiento o incumplimiento de las ordenanzas, multas, sanciones, clausuras, cierres definitivos y denuncias. Esta situación desconcierta a todos, pero sobre todo a las salas de conciertos y a quienes tienen que programar las actuaciones, que están dejando de programar, limitando preocupantemente la oferta cultural y musical.

Hay que aclarar esta situación. Analizar entre todos la normativa, la municipal y la autonómica. Compararlas con las de otras ciudades y con otras comunidades autónomas, y dar una salida definitiva a un problema que, cuando se ha abordado, siempre se ha cerrado en falso por falta de coordinación o por tensiones políticas entre unos y otros partidos, y sólo tenemos que mirar atrás al lío que montaron el señor Biel y el señor Gaspar con la Ley de Espectáculos Públicos y su adaptación a Zaragoza… de aquellos lodos, estos barros…

2. En segundo lugar esa aclaración normativa debe ir acompañada de un esfuerzo de los programadores y propietarios de las salas para cumplir las exigencias de la administración en materia de seguridad. Y en este punto, también hay que pedir un compromiso firme a todos: a los empresarios para que ejecuten esas adaptaciones en plazo y, por qué no, a las instituciones para que, igual que se ofrecen para construir grandes espacios que cuestan muchos millones de euros, contribuyan de alguna forma a facilitar económicamente esa reconversión que necesitan muchos de estos espacios para reunir las condiciones adecuadas para albergar actuaciones importantes y menos importantes.

3. En tercer lugar todos somos conocedores que el mundo de la cultura siempre ha necesitado de ayudas públicas. Pero Aragón y Zaragoza no son especialmente generosos en este aspecto si lo comparamos con otras comunidades autónomas. Por ejemplo el Departamento de Cultura de Cataluña, a través de su convocatoria de subvenciones para actividades musicales de carácter profesional proporciona apoyo económico a las salas privadas que se traduce en financiación para inversión y adecuación en sus infraestructuras. Aragón, por el contrario, solo subvenciona a salas de conciertos para la mejora de la programación, cuando posiblemente sea más útil ayudar a los pequeños empresarios a poder regularizar estos espacios culturales. Aquí en Zaragoza tenemos la suerte de que las salas de conciertos privadas no piden ayudas a las administraciones públicas, tan sólo piden que se les deje trabajar. Pero posiblemente, si la normativa exige cambios en las infraestructuras, sí que las necesitarán…. Y el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón tendrán que estar a su lado como han estado junto a otras empresas que también generan riqueza…¿o no genera riqueza la cultura?

4. En cuarto lugar creemos que se hace necesario una estrecha colaboración municipal en la publicidad de estas salas y de su oferta cultural como ya esta haciendo el ayuntamiento de Madrid, que destina una importante cantidad a promoción de salas y espectáculos. Menos autobombo y más colaboración.

5. En quinto lugar creemos que un apartado especial debe ocuparlo la Sociedad General de Autores. Este organismo que agrupa a los creadores de cultura tiene mucho que decir y mucho que aportar, sobretodo en lo que hace referencia a la ayuda económica y a la introducción de nuestros artistas menos conocidos en los circuitos nacionales que ésta sociedad organiza. Sabemos que no existen circuitos públicos en el mundo de la música, facilitemos que los circuitos privados, que funcionan muy bien, sigan existiendo y programando como hasta ahora.

6. En sexto y ultimo lugar pedimos al equipo de gobierno del alcalde Belloch que lidere una primera reunión, una mesa de trabajo con todos los implicados que permita poner en común cuáles son los problemas y cuáles sus posibles soluciones. La regularización de licencias administrativas, su agilización, el reconocimiento de la labor cultural que estas salas realizan en la difusión de nuevos valores y géneros minoritarios, la colaboración técnica, económica y publicitaria deben ser objetivos que se deben trazar en estas reuniones cuya organización vamos a solicitar formalmente al alcalde Belloch, que debe ejercer esa labor de intermediación entre las partes. Hay que unificar criterios y eso se hace entre todos. Esperamos respuestas del equipo de gobierno y del nuevo Consejero Blasco… si no la tenemos, plantearemos otras iniciativas en pleno para buscar soluciones a este importante problema.

Esta situación necesita de la participación de todos, y cuando hablo de todos, me refiero a los músicos, a los empresarios dueños de salas, a los vecinos y a las instituciones. El objetivo común, con la candidatura de Zaragoza para 2016 de fondo, es o debe ser poner en el mercado cultural zaragozano y nacional esos espacios musicales que programen conciertos y actuaciones de nivel y sirvan además para ofrecer una alternativa a los nuevos creadores y artistas que intentan promocionarse en este mundo.

Estamos seguros de que, entre todos, podemos volver a convertir a Zaragoza en una referencia nacional en la música en vivo, en el arte en directo, porque “No solo de grandes actuaciones vive el hombre”.