Moreno insta a Belloch a “priorizar” en su agenda política la mejora y ampliación de la red de cercanías

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha instado al alcalde Belloch a que incluya la mejora del sistema de cercanías como uno de los proyectos prioritarios de su agenda política, algo que no ha sucedido durante el último año a pesar de que se trata de uno de los proyectos estratégicos de vertebración de Zaragoza y su entorno metropolitano. Según Moreno, la primera línea de cercanías entre Casetas y Miraflores “ha fracasado porque no se ajusta a las necesidades de los potenciales usuarios, ni en lo que a recorrido se refiere, ni tampoco en horarios y paradas”. En este sentido, ha lamentado el “espectáculo” que está dando el Gobierno de Aragón en torno a las negociaciones para la cogestión de las cercanías, un proceso en el que ha demostrado el escaso interés y compromiso que tiene Marcelino Iglesias en el proyecto.

Por eso, el Grupo Municipal Popular ha exigido al alcalde Belloch que abandone la “pasividad” que ha demostrado hasta la fecha y ejerza la presión política necesaria para que la DGA y el Ministerio de Fomento solucionen los muchos problemas que acumula la línea Casetas-Miraflores, empezando por su ampliación a nuevos potenciales usuarios como los vecinos de La Cartuja o Alagón. José María Moreno cree que el equipo de gobierno tendría que “mandar menos cartas y dar más soluciones”, llevando este asunto a la próxima Comisión Bilateral con la DGA, donde deberían acordar las mejoras en los horarios y los recorridos, así como la planificación de nuevas líneas que conecten con los municipios del entorno metropolitano. “Creemos que ya es hora de que Belloch ejerza de alcalde y defienda los intereses de los zaragozanos, liderando las reivindicaciones para este proyecto estratégico de movilidad, no sólo para Zaragoza, sino para todos los municipios de su área metropolitana”, explica el edil del PP.

Por último, los populares han exigido compromisos de la DGA y de Fomento sobre la financiación del sistema de la actual línea de cercanías en funcionamiento y de la próxima línea norte-sur (Zuera-Villanueva-PLAZA-Cuarte-María), así como el establecimiento de unos plazos concretos para poner en marcha las mejoras que hagan “más atractivo” este sistema de transporte público. “Hacen falta planificación y compromisos. Lo que no puede pasar es lo que ha sucedido con la Estación de Goya, una infraestructuras que estaba comprometida para la Expo, pero que no se construyó, lo que ahora hace que esta red no sea los suficientemente práctica para la mayoría de los viajeros que quieren desplazarse hasta el centro de la ciudad”, concluye.

La situación de abandono del MERCADO CENTRAL DE LANUZA

Hoy venimos a denunciar una situación muy concreta: la paralización que sufre desde hace meses el proyecto de reforma del Mercado Central de Zaragoza.

Debemos recordar, en primer lugar y por situarles a todos ustedes, en qué consiste el proyecto de reforma del Mercado Central, y cuyo inicio estaba previsto para finales del año 2006, un proyecto que constaba de tres fases. Una primera que suponía la reforma del sótano y sus cámaras de refrigeración, la limpieza y el pintado de la decoración exterior e interior del edificio y el soterramiento de los contenedores, que permitía eliminar los malos olores y la suciedad en la calle. Una segunda fase que contemplaba la climatización del edificio (aire acondicionado y calefacción), así como el cerramiento del mismo lo que evitaría la entrada de animales, permitiendo con ello conservar en mejor estado el interior del espacio. La tercera y ultima fase planteaba la renovación integral de todos los puestos de venta. La ejecución de estas tres fases, supondría una inversión superior a los 7 millones de euros que debería acometerse entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Ministerio de Vivienda.

Pues bien, hoy queremos denunciar que, de las tres fases de las que consta el proyecto de reforma del Mercado Central, sólo se ha concluido la primera de ellas, y según los propios datos de los detallistas no en su totalidad. Lo peor de todo es que no parece existir ningún interés del Alcalde en sacar adelante las dos restantes, que son precisamente las más importantes y las que garantizarían un nuevo impulso a este histórico mercado, por el que hay que recordar que pasan cada semana entre 8.000 y 10.000 personas y del que dependen cientos de familias que viven de los 170 puestos adjudicados del Mercado Central.

Este tan solo seria un dato que reflejaría el desinterés y abandono que padece esta instalación y sus trabajadores. Y ese desinterés por parte de las dos administraciones implicadas es demostrable con tan solo los datos que se manifiestan en la documentación que les hemos entregado. Pero aun hay más. Sirvan como ejemplo de lo que digo los siguientes datos. En lo que al Ayuntamiento de Zaragoza se refiere, ya en 2008 hubo una partida dentro del Plan Integral del Casco Histórico referente a la reforma de mercados. Esa partida estaba dotada con 500.000 euros, que sirvió para hacer frente a los gastos derivados de la primera fase. En 2009, se repetía esa misma partida, con otros 500.000 euros, pero su grado de ejecución es nulo. Ni un solo euro comprometido. Respecto al Ministerio de Vivienda, resulta igual de sangrante. En el presupuesto de 2008, la inversión prevista por el Estado para el Mercado Central fue de 400.000 euros. Ese mismo año, los Presupuestos Generales del Señor Rodríguez planteaban un plurianual con 2 millones de inversión más en 2009, 1’2 millones en 2010 y 600.0000 euros en 2011. Sin embargo, cuando se presentó el presupuesto de 2009, la partida que debería haber sido de 2.000.000 se redujo a 100.000 euros, posponiendo a 2010 y 2011 la inversión importante con 1’3 millones y 1’7 millones de euros respectivamente. Hoy, que ya conocemos el proyecto de presupuestos para 2010 del Gobierno central, ¿saben cuánto dinero figura en las cuentas del estado para el Mercado Central para ejecutar esta obra? 100.000 euros. Eso significa que la obra de reforma se pospone hasta 2011 y el Gobierno central no espera terminarla hasta, al menos, el año 2013.

Recordarán ustedes cuando, hace unos años, el Señor Belloch y su delegado de Mercados aseguraban a la opinión pública que el Mercado Central estaría completamente renovado para la Expo de 2008. Hoy, cuando casi estamos en el año 2010, la realidad es bien diferente. La reforma del Mercado Central está paralizada, los plazos de la reforma se han incumplido sistemáticamente, no sabemos cuándo se harán las dos fases restantes y, lo más preocupante, en todo este tiempo, el alcalde Belloch ha sido incapaz de llegar a un acuerdo con los detallistas del mercado para planificar esta reforma de tal modo que las afecciones sean las menores posibles.

Creemos que esta situación debe terminar urgentemente. Creemos que la manifiesta incapacidad de gestión demostrada por el alcalde Belloch en el proyecto de reforma del Mercado Central debe concluir de forma inmediata y que el equipo de gobierno municipal debe afrontar definitivamente el proyecto de mejora de este espacio. Y lo hacemos convencidos de que eso supondrá la prestación de un mejor servicio, con el consecuente incremento de clientes. Es un hecho que, para competir con las grandes superficies, los pequeños comerciantes deben hacerlo desde la excelencia, desde la calidad, con un servicio personalizado a los clientes, con unas instalaciones modernas, con unos altos parámetros de limpieza, con campañas de promoción importantes, y con un respaldo institucional que, desde luego, tampoco ha existido en los últimos años y eso, que este establecimiento publico es de todos dado su carácter municipal. Hoy, cuando todos estamos inmersos en medio de una crisis de consumo, el Mercado Central, que siempre ha sido un mercado de referencia entre los zaragozanos y un motor económico que sustenta a cientos de familias, debe dar el salto competitivo que requiere un momento de crisis como este: competir en precios y competir en calidad del servicio. Eso será bueno para los detallistas, para los clientes y para la ciudad de Zaragoza.

Pero para eso, para dar ese salto competitivo, es necesario, en primer lugar, que el Ayuntamiento de Zaragoza y el Ministerio de Vivienda cumplan con los compromisos de inversión adquiridos. Que abandonen la desidia en la que se han instalado, que ejecuten las inversiones que figuran en los presupuestos y que están pendientes de ejecución desde el año 2006. Es necesario que Belloch cierre con los detallistas un plan de obras que minimice las pérdidas y les permita seguir trabajando el mayor tiempo posible, habilitando ayudas para los momentos en los que, inevitablemente, habrá que cerrar los puestos, pero dando alternativas a los detallistas como por ejemplo el poder instalar sus puestos en otros mercados, como ya se ha hecho con los de San Vicente de Paúl.

Si hay dinero presupuestado, ¿por qué no hay voluntad política? ¿por qué este retraso permanente cuando la obra debería haberse concluido para antes de la inauguración de la Expo? Si el Alcalde hubiese cumplido los plazos, hoy los detallistas tendrían un mercado que les permitiría afrontar la crisis en mejores condiciones. Si no se hace y si el área de mercados continúa en esta dinámica de fracaso político, lo más probable es que el dinero del Ministerio de Vivienda termine por desaparecer y que la reforma del Mercado Central pase a ocupar un hueco en ese cajón de proyectos olvidados del Alcalde Belloch.

Por eso, porque creemos que esta situación debe cambiar, vamos a presentar una moción en el próximo pleno. Una moción que obligue al equipo de gobierno a sentarse con los detallistas y cerrar un plan de obras específico con fechas concretas y que además establezca fórmulas de compensación impositiva como las comprendidas para los afectados por las obras del tranvía durante la intervención en este emblemático espacio zaragozano.

Mucho apostar por las hortalizas pero se es incapaz de solucionar los problemas de sus puntos de venta. No puede esperar mas tiempo, no debe esperar mas tiempo la finalización de las reformas previstas para el Mercado Central; solo la incapacidad para gestionar, solo la incapacidad de los gestores municipales para acordar con los detallistas los pasos a seguir, reflejan el desinterés que ante esta situación consiente el máximo dirigente municipal. Las partidas económicas existen, ¿por qué no la voluntad de ejecutarlas? Esa respuesta esta en el tejado del equipo de gobierno.

El PP propone que se estudie el desdoblamiento de las líneas 32 y 42 para “mejorar sus frecuencias”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, propondrá al equipo de gobierno el desdoblamiento de las líneas de autobús 32 (La Bombarda-Santa Isabel) y 42 (Actur-La Paz) para mejorar el funcionamiento y las frecuencias con las que actualmente cuentan estas líneas. Moreno ha explicado que la 32 y la 42 cubren recorridos tremendamente largos, algo que facilita desajustes constantes en las frecuencias, con importantes retrasos y un empeoramiento de la calidad del servicio. Por eso, desde el PP consideran que “una solución a este problema podría ser la división de estas líneas en dos, como ya se ha hecho con la 25 y la 52, reduciendo los trayectos, pero mejorando el servicio”.

Los populares han recordado que las quejas vecinales por el funcionamiento de estas dos líneas están a la orden del día, sobre todo, en horas punta. En este sentido, el edil del PP confía en que Servicios Públicos estudie esta propuesta y plantee alguna solución lógica que satisfaga tanto a TUZSA como a los usuarios de las líneas 32 y 42. “Lo que no se puede consentir es que no se introduzcan mejoras en el servicio de autobús con la excusa del estudio de reestructuración de líneas encargado para cuando funcione el tranvía. El Señor Alcalde debería recordar que el tranvía funcionará al 100% dentro de 4 años, por lo que el gobierno tiene la obligación de dejar de mirar hacia otro lado y dar soluciones a los problemas que surjan mientras tanto. Lo contrario, sería una dejación de responsabilidades inaceptable”.

Por último, José María Moreno ha planteado que el desdoblamiento de líneas permite un ahorro en los kilómetros que hacen los autobuses y, por lo tanto, un ahorro en los costes, que puede reinvertirse en nuevas mejoras del transporte público en Zaragoza, “no olvidemos que el actual funcionamiento de los autobuses es una de las principales quejas de los zaragozanos y que es necesario que el gobierno incremente sus esfuerzos para mejorar la calidad de este servicio público”.

Moreno pide la elaboración de un estudio que analice y corrija el “exceso” de semáforos en Zaragoza

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, reclamará al equipo de gobierno en la próxima Comisión de Servicios Públicos que elabore, antes de finalizar el año en curso, un estudio sobre las instalaciones semafóricas de la capital aragonesa. Según Moreno, este estudio debería permitir analizar la situación actual, corrigiendo el exceso en algunas zonas, implantando nuevos donde faltan o modificando las características de los semáforos en otras.

El Concejal del PP cree que Zaragoza cuenta con demasiados semáforos si nos comparamos con otras ciudades, algo que, en la mayor parte de los casos, dificulta más el tráfico y la convivencia entre vehículos y peatones, complicando la circulación y generando un “malestar permanente” entre viandantes y conductores que aumenta el riesgo de accidentes. En este sentido, ha recordado el “sinsentido” de muchos cruces de la ciudad donde se acumulan semáforos innecesarios, como en la Plaza Aragón con Pº Independencia, Pº María Agustín, Avenida Navarra, entorno de Plaza Roma… o la “poca lógica” que tienen algunas vías como la Ronda del Rabal y la Avenida de Ranillas donde las rotondas se regulan semafóricamente. “Hace falta más coherencia y más planificación, porque la ciudad ha cambiado y ya no valen los planteamientos de hace 40 años”, advierte Moreno.

Por eso, el Grupo Municipal Popular propone iniciar un debate ciudadano con los distritos, colectivos de transporte y taxistas para “replantear” una reestructuración semafórica en Zaragoza que permita reducir los altos costes de mantenimiento de estas instalaciones. “Creemos que puede hacerse desde varios parámetros: avanzando hacia la implantación de zonas lentas, instalando pasos de peatones señalizados, colocando pulsadores para los peatones en algunos semáforos. Este estudio que reclamamos permitiría reducir los costes económicos para el Ayuntamiento, pero también disminuiría la contaminación acústica y medioambiental, a la vez que mejoraría la calidad de vida de los zaragozanos”, explica.

José María Moreno ha confiando en que la Consejera Dueso “recoja el guante” lanzado por el PP y comience el proceso de diálogo que termine en el necesario consenso ciudadano. “Esperamos que, esta vez, el tranvía no vuelva a convertirse en la excusa del equipo de gobierno para no hacer nada y retrasar sine die la reestructuración semafórica como ya se ha hecho con la reestructuración de las líneas de autobús”, ha concluido el edil popular.

Nueva iluminación, menor coste. Gestión eficaz de los recursos.

Nuestra función es de oposición pero nuestra aspiración de gobierno nos obliga a demostrar que nuestras alternativas permiten mejorar la gestión de los cada día menores recursos de nuestro Ayuntamiento. Y como ejemplo hoy queremos adelantarles una propuesta que haremos llegar al equipo de gobierno que permita que una parte de la inversión del nuevo Fondo Estatal de Inversión Local de 2010 (que supondrá una transferencia extraordinaria del Estado de aproximadamente unos 70 millones de euros) se destine a elaborar un plan de implantación de la tecnología LED en los sistemas de alumbrado público de Zaragoza y que permita ir renovando buena parte de las instalaciones luminosas de la ciudad. Tal y como ya anunció el Gobierno central, el Fondo Estatal de Inversión Local de 2010 servirá para impulsar inversiones relacionadas con la sostenibilidad, el ahorro energético, el medio ambiente y las nuevas tecnologías. Pues bien, acogiéndonos a estas previsiones creemos que la implantación de farolas con tecnología LED en Zaragoza encaja perfectamente en los planteamientos del Fondo Estatal, ya que supone incorporar al alumbrado público las últimas tecnologías en materia de iluminación, así como avanzar en el respeto al medio ambiente como consecuencia del ahorro energético que permite esta innovación.

La propuesta en concreto seria ir sustituyendo paulatinamente las actuales lámparas de vapor de sodio que en estos momentos se encuentran instaladas en las farolas, por otras de nueva tecnología, conocidas como LED, que tienen mayor vida útil que las tradicionales de sodio, que mejoran la calidad lumínica, que disminuyen notablemente las emisiones de CO2 y, lo que es más importante, que reducen los costes de mantenimiento. Bien es cierto que inicialmente esta sustitución supone un mayor coste, pero igualmente es cierto que con esta nueva tecnología se pueden alcanzar ahorros de hasta el 60 % en el consumo eléctrico, por lo que la amortización está casi garantizada a los cinco o seis años de su instalación. Por eso, desde el PP creemos que éste podría considerarse un proyecto prioritario de futuro, poniendo en marcha un plan plurianual de inversiones que permita renovar a medio plazo el sistema de alumbrado público de Zaragoza, y por eso, el primer impulso a este plan podría hacerse con cargo al Fondo Estatal de 2010.

Y me gustaría amparar esta propuesta en una serie de datos significativos. Actualmente, la ciudad cuenta con 58.000 farolas de vapor de sodio repartidas por el núcleo urbano. Su consumo eléctrico supone anualmente al Ayuntamiento una media de 9 millones de euros de factura, a lo que habría que sumar su mantenimiento, que nos cuesta cada año del orden de unos 4 millones de euros. Con las nuevas tecnologías LED, esos costes de 13 millones de euros podrían rebajarse notablemente, dado que si tenemos en cuenta que las farolas LED necesitan la mitad de mantenimiento ( las lamparas tienen certificada una vida útil de unos 10-12 años) y su consumo un 60 % menos, podríamos estar hablando de más de 7,5 millones de euros de ahorro anuales. Estos datos reflejarían que el ahorro al final de su vida operativa sería aproximadamente de 80 millones de euros. Teniendo en cuenta que la inversión inicial, en el supuesto de que hoy se sustituyesen todas las farolas de la ciudad, seria de aproximadamente 35 millones de euros, el ahorro en la factura eléctrica y en el mantenimiento permitirían al Ayuntamiento de Zaragoza disponer de 40 millones de euros extraordinarios para invertir en esos 10 años. ¡¡ Esto sí que son políticas de ahorro eficaces y respetuosas con el medioambiente !! .

Somos conscientes que no puede cambiarse toda la iluminación de las farolas en un año, pero sí pedimos que en 2010 comience su renovación con un plan de inversiones serio, con plazos y respaldado por los fondos del Plan Estatal. Nos preocupa que el alcalde Belloch piense que este tipo de inversiones no le rentan políticamente porque los resultados solo se podrían ver a medio plazo, pero lo que es cierto es que esta propuesta sí que rentará a los vecinos, a su calidad de vida y sobre todo a sus impuestos.

Igualmente se hace necesario implicar a otras Instituciones en este tipo de proyectos, instituciones como el Gobierno de Aragón y la propia Unión Europea, especialmente ésta última, que cuenta con muchos recursos para financiar proyectos con marcado carácter medioambiental que, como éste, suponen implantar proyectos de nuevas tecnologías, por que aun siendo necesarias ordenanzas municipales de eficiencia energética para el mundo de la construcción, es a todas luces obligado no quedarse únicamente ahí.

Lo que es innegable son las dificultades económicas que atraviesan los ayuntamientos en su conjunto, pero aun así se hace preciso recordar que el Ayuntamiento de Zaragoza habrá recibido en 2010 dos cheques del Fondo Estatal de Inversión Local por un importe de 190 millones de euros que deberían haber contribuido a mejorar la situación económica municipal y la calidad de vida de nuestros vecinos. Por eso estamos convencidos que este Ayuntamiento y su Alcalde deben ir mas allá, deben saber conjugar una apuesta real por las nuevas tecnologías con una eficaz gestión de los recursos municipales que en definitiva son los de los ciudadanos, permitiendo tener una ciudad más habitable y más económica.

El PP propone eliminar la C-2 en el Actur y crear una nueva línea que enlace con la Estación de Delicias

El Concejal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, propondrá al área de Servicios Públicos la creación de una nueva línea de autobús que sustituya a la actual lanzadera C-2 y mejore las comunicaciones de Parque Goya II conectando a este barrio zaragozano con La Almozara y la Estación de Delicias. Moreno ha recordado que la C-2 no satisface las necesidades de los vecinos y ha recibido muchas críticas desde su implantación por resultar insuficiente en “frecuencias y recorrido”. Por eso, considera que la elminación de la C-2 y la implantación de esta nueva línea respondería a las reivindicaciones vecinales y contribuiría a descongestionar y a mejorar el funcionamiento de algunas líneas que recorren el Actur como la 20, 23 y 42, que son utilizadas por decenas miles de usuarios al día y se saturan casi siempre en horas punta.

Esta propuesta supondría un nuevo recorrido de autobús que, desde Parque Goya II, atravesaría la Avda. G. Gómez de Avellaneda, Plaza de Europa, Avenida de la Almozara, Estación de Delicias hasta llegar a la Avenida de Navarra. El recorrido de vuelta iría desde la Estación de Delicias, Pablo Gargallo, Plaza Europa, Valle de Broto, María Zambrano para terminar de nuevo en Parque Goya II. Moreno ha explicado que “las comunicaciones del Actur con la zona suroeste de la ciudad son insuficientes, ya que allí se encuentran los dos hospitales de referencia, la Universidad, el centro administrativo del Seminario y el campo de fútbol. La nueva línea que proponemos descongestionaría las líneas que ya cubren ese recorrido, como la 42, mejorando sustancialmente sus frecuencias y, en definitiva, la calidad del servicio de transporte público en Zaragoza”.

Por último, el Grupo Municipal Popular ha pedido al equipo de gobierno que atienda esta reivindicación político-vecinal porque “parece más que lógica en un momento en el que la mayor parte de las frecuencias de las líneas de autobús de Zaragoza están sufriendo afecciones como consecuencia de las obras”.