Hacer más con menos en la movilidad reducida

Cuando se habla de movilidad en esta ciudad (de tranvías, de reordenación de buses, de las frecuencias, de los atascos, de los taxis…), generalmente nos olvidamos de la movilidad de un colectivo importante y numeroso en esta ciudad: el de las personas con discapacidades físicas. Hoy venimos a presentarles una propuesta del Partido Popular relacionada con la movilidad de estas personas. Una propuesta que pretende mejorar su calidad de vida a la vez que optimizar los recursos de los que dispone este Ayuntamiento, reduciendo los costes económicos y aumentando la calidad del servicio.

Somos conscientes de que esas dos premisas suelen estar reñidas, sobre todo, cuando se trata de gestión socialista en las instituciones. Pero creemos que la propuesta que hoy les presentamos, que llevaremos al próximo pleno municipal, beneficiará a miles de zaragozanos y permitirá avanzar en esa economía de ahorro de costes, de aumento de la eficacia y de reducción del gasto corriente que defendemos desde el Partido Popular. Con menos, se puede hacer más… y eso el PP lo ha demostrado siempre que ha gobernado.

Partimos de la idea de que un servicio público, sea concesión o sea prestación directa del Ayuntamiento, requiere de un control y de una fiscalización que evalúe su eficiencia. Y es necesario porque los hábitos ciudadanos cambian, las necesidades se modifican y entran en juego nuevas realidades que imponen modificaciones en la prestación de esos servicios. Uno de esos servicios es la concesión del Transporte Adaptado para Personas con Movilidad Reducida Severa, es decir, los autobuses amarillos que todos hemos visto circular por las calles de Zaragoza y que prestan un servicio estratégico para quienes tienen discapacidades físicas importantes.

Y lo primero que tenemos que decir es que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene la obligación de prestar un servicio de estas características que atienda a quienes lo necesitan, cueste lo que cueste, porque las instituciones están obligadas a garantizar los mismos derechos a todos los vecinos de esta ciudad. Ahora bien, ese servicio, que nunca será rentable ni tiene por que serlo, sí debe ser eficiente. Ese servicio debe optimizar cada euro que cuesta a los zaragozanos. Y hoy no se cumple la exigencia que debe de regir cualquier prestación de servicios.

Se lo explicaré. Hoy, la flota de 10 autobuses adaptados, cuesta anualmente al Ayuntamiento de Zaragoza 1’8 millones de euros. Este servicio, que también se cobra a los usuarios, debe contratarse con 24 horas de antelación y no permite que un acompañante suba al autobús con el usuario. Y, por último, los horarios son muy concretos: de 7’30 horas a 20’40 horas todos los días de la semana. Con estas condiciones de uso, hay tan solo 2.000 personas inscritas (de las 6.500 con movilidad reducida severa que hay en Zaragoza) y se prestan únicamente 70.000 servicios cada año. Con estos datos en la mano lo que se demuestra es que algo esta fallando por lo que el Ayuntamiento de Zaragoza debe dar un salto en materia de transporte para personas con movilidad reducida.

Creemos, no sólo nosotros, sino muchas asociaciones que trabajan con personas con discapacidades físicas severas, que este servicio de transporte de los buses amarillos no es eficiente y no da respuesta a las necesidades reales de las miles de personas que lo utilizan. Y decimos esto porque:

los horarios son ajustados y limitan mucho las actividades de esas personas con movilidad reducida (especialmente de ocio, ya que a partir de las 9, ya no pueden utilizar el actual servicio).

En segundo lugar, los buses amarillos obligan a hacer planes con 24 horas de antelación, es decir, que ante una urgencia o un plan inesperado, es imposible acudir a ese servicio.

En tercer lugar, obliga a familiares o amigos a realizar un esfuerzo extraordinario en esos desplazamientos, duplicando gastos para el entorno del usuario.

Y en cuarto y último lugar, y teniendo en cuenta estas deficiencias, el coste anual por viajero de los buses amarillos es desmesurado: más de 25 euros por viaje.

¿Qué proponemos? Mantener los recursos que actualmente se destinan a los autobuses amarillos, pero gestionarlos mas eficazmente, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista social. Y estamos hablando claramente de los taxis, los taxis adaptados.

Los taxis adaptados están a disposición de las personas con movilidad reducida día y noche, permiten un servicio puerta a puerta las 24 horas del día, posibilitan que siempre haya un acompañante con la persona con movilidad reducida… y no menos importante, resultarían más baratos, tanto para la administración, como para la persona con movilidad reducida, estudiando fórmulas de subvención o copago que resulten mas interesantes.

Nuestra propuesta se concretaría en tres medidas:

En primer lugar, aumentar de forma inmediata esa flota de taxis adaptados, no de licencias de taxi, sino del número de taxis que se acondicionan para poder ser utilizados por personas con discapacidades físicas severas. Actualmente esa flota supone 29 taxis de un total de 1.750 que hay en Zaragoza. En 2017, la normativa obligará a que esos taxis sean el 5 % de la flota, es decir, 90 taxis adaptados. Pues bien, avancemos ya hacia el cumplimiento de ese decreto estatal. ¿Cómo? Llegando a acuerdos con las cooperativas y acogiéndonos a las importantes líneas de ayudas del INSERSO y la ONCE para la adaptación de los vehículos.

En segundo lugar: instalación inmediata de una centralita normalizada para este servicio. Para garantizar el buen funcionamiento de la flota de taxis adaptados, es fundamental que haya una coordinación del servicio que permita disponer en todo momento de los taxis suficientes. Hoy estos servicios son casi personalizados con los teléfonos privados de los taxistas, lo que limita muchas veces los desplazamientos en función de si el taxi esta o no de servicio.

En tercer lugar, establecimiento de unas fórmulas de subvención para las personas con movilidad reducida que permitan la utilización de los taxis adaptados a precios razonables. Les decíamos antes que cada viaje en los autobuses amarillos supone un coste para el ayuntamiento de 25 euros. ¿No sería mejor utilizar ese dinero para subvencionar la carrera de taxi? Por cada viaje en bus, podrían subvencionarse tres viajes en taxi adaptado, con servicio puerta a puerta, con la posibilidad de llevar a un acompañante, con disponibilidad 24 horas, sin necesidad de avisar con un día de antelación… Esa es la eficiencia de la que hablábamos en la utilización de los recursos municipales. ¿Por qué tiene que funcionar un autobús de 15 plazas que va casi siempre vacío cuando se puede hacer lo mismo con un taxi y a menor coste? Creemos que se pueden establecer fórmulas para subvencionar esos viajes y que incluso los usuarios de los taxis adaptados estarían dispuestos a asumir un copago por esta mejora del servicio. ¿Cuánto? Pues habría que definirlo con los colectivos correspondientes.

En resumen, la propuesta que vamos a llevar al próximo pleno municipal beneficiará a las personas con movilidad reducida, beneficiará al sector del taxi, hará de Zaragoza una ciudad más accesible y además tendrá un menor coste para las maltrechas arcas municipales con una mayor eficiencia económica y social. Lo contrario, sería seguir manteniendo concesiones que parecen más una servidumbre con la empresa concesionaria, permitiendo continuar con la política de derroche de recursos públicos y de una prestación de servicios deficiente.

Insistimos: no se trata de escatimar recursos en materia de movilidad para personas con discapacidades físicas, sino todo lo contrario: usar esos recursos más eficientemente para que tengan un mejor servicio, cambiando los buses por los taxis adaptados.

Estamos convencidos de que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene la obligación de destinar más recursos a estos colectivos con discapacidades, más recursos para facilitar su integración y para garantizar sus derechos ( no solo en lo que a movilidad se refiere, sino también en supresión de barreras, en actividades culturales, en atención domiciliaria…). Pero esos recursos deben utilizarse eficientemente, más en tiempos de crisis, cuando esos recursos son escasos. Hoy esa premisa no se cumple y por eso hacemos esta propuesta que confiamos cuente con el respaldo del resto de los grupos y, especialmente, de la coalición de gobierno. Hacer más con menos y para quienes más lo necesitan. Esta es la base de la acción del PP y este es el fundamento de nuestra propuesta.

Moreno exige que los transbordos entre los buses de los pueblos y los de TUZSA sean gratuitos tanto en los viajes de ida como a la vuelta

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha exigido a los responsables del Consorcio Metropolitano de Transportes que “rectifiquen” en los planteamientos iniciales con los que se pretende poner en marcha el billete único en el área metropolitana de Zaragoza. Esa propuesta supondría la posibilidad de hacer transbordos gratuitos entre los buses que dan servicio a los pueblos y los buses de TUZSA, pero sólo en el caso de los viajes de ida. Según Moreno, este planteamiento es “absurdo, injusto y da una solución a medias para una de las principales reivindicaciones de los municipios del área metropolitana”.

Por eso, el Grupo Municipal Popular ha hecho un llamamiento al “sentido común” y ha pedido que los transbordos sean gratuitos tanto a la ida, como a la vuelta, tal y como han solicitado varios alcaldes de localidades gobernadas por el PSOE y el PAR, con los que “han sido incapaces de consensuar una propuesta sensata”. José María Moreno ha lamentado que propuestas “a medias” como ésta invitan a pensar que la movilidad en Zaragoza y en su área metropolitana “se diseña a golpe de improvisación, dando la sensación de que no quieren fomentar la utilización del transporte público”. Así, ha recordado que el coste económico de esta medida es relativamente bajo, mientras que los beneficios sociales que tendría serían altísimos.

Por último, el Concejal del PP ha advertido de que la puesta en marcha de la nueva tarjeta bus metropolitana no puede quedarse en “un experimento” en los municipios del corredor de la Nacional II. En este sentido, ha reclamado que la implantación de este sistema de transbordos no siga dilatándose en el tiempo y se consolide definitivamente durante el primer trimestre de 2010, ya que “llevan más de cinco años trabajando en este proyecto y no sería aceptable que siguiesen posponiéndolo con excusas de mal pagador”.

Moreno exige la elaboración de un Plan de Gestión del Mercado Central para concluir su rehabilitación

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, va a exigir al equipo de gobierno municipal y, en concreto, al concejal delegado de Mercados, Laureano Garía, que elabore y presente urgentemente un Plan de Gestión del Mercado Central que permita desatascar la segunda y tercera fase del proyecto de rehabilitación de este espacio comercial. Moreno ha urgido a Garín un acuerdo con los detallistas del mercado, con los que el equipo de gobierno se niega a negociar el modelo de gestión y a los que está presionando para que asuman íntegramente la reforma interior del mercado.

En este sentido, el edil del PP ha denunciado que “estamos asistiendo a un chantaje del PSOE a los 170 propietarios de los puestos: están dejando morir el mercado y esperando deliberadamente a que finalicen las concesiones a los detallistas. De esta forma, Belloch pretende que sean ellos quienes asuman toda la obra, cuando el acuerdo y el compromiso adquirido por el Ministerio de Vivienda y el Ayuntamiento de Zaragoza no se firmó en esos términos”. Por eso, el Grupo Municipal Popular ha reclamado al alcalde que “busque el consenso de una vez por todas y empiece a dialogar con los detallistas, algo que no ha hecho hasta la fecha”.

Además, José María Moreno ha puesto de manifiesto las contradicciones del propio concejal de Mercados, Laureano Garín. Garín avanzó en 2007 las líneas generales del estudio que analizaba las posibles fórmulas de gestión del Mercado Central, pero en respuesta a una pregunta del PP, aseguró que “ese estudio no existe”, hecho que pone de manifiesto que “mentía y que ha perdido toda la credibilidad, ya que ejerce la actividad política con una desfachatez asombrosa”.

Los populares, al igual que los detallistas del Mercado Central, comparten el criterio de que deben colaborar económicamente en la rehabilitación de este espacio. Sin embargo, “no se les puede chantajear para que asuman la totalidad de la financiación, ya que no se ha hecho con otros mercados como el de San Vicente de Paúl. No puede haber un trato diferenciado según se trate de unos detallistas u otros”.

COMPROMISOS PRESUPUESTARIOS

Por último, desde el PP recuerdan que existía un compromiso político del PSOE de concluir la rehabilitación del Mercado Central antes de la Expo de 2008. “Ese compromiso se fue diluyendo poco a poco y hoy, este proyecto ha dejado de ser una prioridad, como demuestran los presupuestos del Ayuntamiento de Zaragoza, pero, sobre todo, los del Ministerio de Vivienda, donde los plurianuales correspondientes a esta obra no se ejecutan año tras año”, concluye Moreno, quien ha vuelto a recordar que 170 familias dependen del Mercado Central y 8.000 personas pasan por allí cada semana, hecho que debería convertir su rehabilitación en cuestión prioritaria para el equipo de gobierno.

Moreno pide la reordenación de la publicidad estática en Zaragoza por ser “excesiva y anárquica”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, planteará en la próxima comisión de Servicios Públicos la reordenación de la publicidad estática en la capital aragonesa que resulta de las concesiones municipales para la utilización de los espacios públicos. Moreno ha explicado que, en la actualidad, Zaragoza se encuentra a la cabeza de las ciudades españolas en lo que se refiere a publicidad exterior por habitante, con 73 metros cuadrados por cada 1.000 zaragozanos. Según los populares, “este exceso de publicidad se traduce en un evidente caos de los espacios publicitarios que aparecen en cualquier esquina, jardín, acera, parque o monumento”.

Por eso, el Grupo Municipal Popular planteará una revisión de las concesiones actualmente existentes para dar una solución a este “desorden publicitario” que, al final, acaba perjudicando a la ciudad “afeando” el espacio urbano y reduciendo la efectividad real de la publicidad estática, hecho que obliga a colocar más publicidad empeorando todavía más la situación. José María Moreno ha recordado que existen actualmente cuatro concesiones municipales a las que habría que sumar la publicidad privada y la publicidad que se colocará en el tranvía. “Hay zonas de Zaragoza en las que los mupis de una concesión se colocan delante de los postes de otras que a su vez tapan la publicidad de una tercera concesión. Esta sobresaturación de publicidad parece no tener fin y da la sensación de que el equipo de gobierno ha tomado como modelo otras ciudades anárquicas como Las Vegas, donde los soportes publicitarios llegan a ocultar las señales de tráfico y creando situaciones peligrosas”, critica.

Del mismo modo, ha indicado que existen algunas dudas en torno a los criterios que se establecieron para fijar los cánones que en estos momentos abonan al Ayuntamiento cada una de las empresas concesionarias, ya que algunas que tienen parecidas asignaciones de metros cuadrados de publicidad, llegan a pagar tres veces menos por ello. “No parecen seguir un criterio concreto y claro, hecho que podría estar perjudicando a los intereses del Ayuntamiento y disminuyendo los ingresos que podrían generar estas concesiones”.

El edil popular considera que ha llegado el momento de cumplir con la normativa (Ordenanza de Actividades Publicitarias de marzo de 2000), redefinir criterios y dejar de mirar hacia otro lado, “terminando con el descontrol y la invasión publicitaria en el centro de la ciudad”. Moreno cree que hay que revisar la ordenanza y si se están respetando los criterios que en ella se establecen, tanto por parte de las empresas concesionarias, como por parte del Ayuntamiento de Zaragoza que, en definitiva, es la institución que autoriza la instalación de esos soportes de publicidad. Desde el PP creen que “la reordenación de estos espacios publicitarios será beneficiosa para todos ya que, en primer lugar, permitirá que la publicidad existente gane en efectividad y, en segundo lugar, mejorará el entorno urbano haciendo de Zaragoza una ciudad más amable”.

Moreno pide a Belloch que respalde las enmiendas del PP al PGE sobre las inversiones en el aeropuerto

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza y representante del PP en la Sociedad para la Promoción del Aeropuerto de Zaragoza, José María Moreno, ha pedido al alcalde Belloch que “defienda los intereses socioeconómicos” de la capital aragonesa y presione a sus compañeros de partido en el Ministerio de Fomento y en el Congreso de los Diputados para que puedan aprobarse las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular al proyecto de Presupuestos Generales de 2010 referentes a la inversión estatal en dicha infraestructura aeroportuaria. Moreno ha explicado que el ente público AENA ha pospuesto las grandes inversiones pendientes del aeropuerto zaragozano hasta la próxima legislatura, incluidos los nuevos sistemas electrónicos de aterrizaje, circunstancia que podría dar al traste con las intenciones de la compañía Ryanair de instalar su base de operaciones en Zaragoza.

En este sentido, el Partido Popular ha planteado un incremento global de las partidas referentes al aeropuerto de 9,3 millones de euros, de los que prácticamente 6 corresponderían a mejoras en los sistemas electrónicos de navegación y aterrizaje, así como a la construcción de la nueva torre de control. Según José María Moreno, “el aeropuerto de Zaragoza es uno de los principales proyectos estratégicos de promoción de la ciudad, un elemento fundamental para su desarrollo económico y turístico, por lo que no puede quedar relegado en las inversiones del Estado hasta la próxima legislatura. El alcalde de Zaragoza lo sabe y, por eso, confiamos en que hará lo posible por defender los intereses de sus vecinos, empezando por la aprobación de las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular, única vía para solucionar la nueva afrenta de Rodríguez a los zaragozanos”.

El Grupo Municipal Popular ha insistido en la necesidad de impulsar “proyectos reales, sólidos, viables y de futuro”, como el que Ryanair ha puesto sobre la mesa para instalar en Zaragoza su base de operaciones, pero “para eso, es imprescindible contar con un alcalde comprometido y con capacidad de influencia en el Gobierno de Aragón y en el Estado. Mañana tendrá la oportunidad de demostrar esa capacidad de influencia y de reclamar al Ministro de Fomento, José Blanco, que incremente las inversiones en el aeropuerto de Zaragoza”. En este sentido, el Concejal popular ha indicado que “ya es hora de que Belloch deje de pensar tanto en futuras Expos y Juegos Olímpicos y comience a preocuparse por el presente y por la difícil realidad que atraviesa Zaragoza, una ciudad con el doble de parados que hace un año que necesita de proyectos generadores de riqueza como la ampliación y mejora del aeropuerto para mirar con esperanza al futuro”.