Moreno exige al PSOE que aclare si las obras de la estación de cercanías de Goya comenzarán o no esta semana

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, se ha dirigido esta mañana a la Consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso, para pedirle que aclare cuándo van a comenzar las obras de la estación de cercanías de la Avenida Goya. Moreno ha recordado que, hace más de una semana, el comienzo de los trabajos fue retrasado sine die por el ADIF, “desacreditando a Belloch y dejando sin efecto la fecha anunciada”.

El edil del PP considera que “no se puede perder más tiempo. Es inaceptable que los problemas internos del PSOE estén retrasando una infraestructura estratégica para la ciudad cuya construcción debería haber comenzado hace días”. Por eso, Moreno ha exigido a Dueso que “haga su trabajo y empiece a coordinarse con los responsables del ADIF para que los zaragozanos sepan de inmediato si las obras comenzarán o no esta semana, la que viene o después del verano. Es evidente que estos trabajos van a generar importantes afecciones circulatorias que los vecinos tienen derecho a conocer con suficiente antelación”. En este sentido, los populares han lamentado que “la descoordinación entre los responsables políticos de ambas instituciones ha producido un desconcierto inaceptable entre conductores, vecinos, comerciantes y usuarios del transporte público”.

José María Moreno ha mostrado su preocupación por los retrasos que esta situación de parálisis podría ocasionar en el desarrollo de las obras del tranvía. “Cuanto más se retrase la estación de cercanías de Goya, más se prolongarán las obras del tranvía y las afecciones a comercios y conductores”, ha indicado. Del mismo modo, ha alertado de la “incertidumbre” que existe en torno a la puesta en marcha del Plan de Tráfico, ya que “la descoordinación actual apunta a que los desvíos y cambios en el transporte público volverán a activarse deprisa y corriendo, sin información previa y en medio de una confusión generalizada a la que, lamentablemente, el PSOE nos tiene acostumbrados”.

Anuncios

Moreno cree que Fomento quiere cargarse las cercanías porque Belloch e Iglesias “nunca las han defendido lo suficiente”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, se ha referido hoy a las intenciones del Ministerio de Fomento de suprimir todas aquellas líneas ferroviarias deficitarias en Aragón, lo que incluiría la línea de cercanías este-oeste que funciona en Zaragoza desde la Expo. Según Moreno, “la principal responsabilidad de haber dejado morir la línea de cercanías Casetas-Miraflores es de Marcelino Iglesias y Juan Alberto Belloch, quienes aceptaron sin rechistar unos horarios y unas frecuencias inadecuados, así como el retraso en la construcción de la Estación de Goya y la puesta en marcha en precario de las estaciones de Miraflores y El Portillo”. Para los populares, “no se trata de que la DGA asuma los déficits de explotación, sino de que se mejore el servicio. Estamos convencidos de que si mejorasen las frecuencias y los horarios, la rentabilidad sería mucho mayor”.

Moreno ha explicado que, en las condiciones actuales, la línea de cercanías “nunca será rentable, ni económicamente ni socialmente” porque “nunca interesará a los usuarios”. Por eso, ha vuelto a lamentar que los responsables socialistas de las instituciones aragonesas “no hayan reclamado mejoras para un sistema de transporte que, siendo una reivindicación histórica, siempre ha funcionado en precario y sin el respaldo necesario de RENFE y el Ministerio de Fomento”. En este sentido, el edil del PP ha acusado al Ministro Blanco y al Subsecretario de Estado Morlán de “condenar la línea de cercanías de Zaragoza antes incluso de ponerla en marcha. Sabían que el objetivo era dejarla morir para terminar eliminándola por falta de rentabilidad económica. Lo más lamentable es que Belloch e Iglesias están siendo cómplices silenciosos de esta tomadura de pelo a los zaragozanos. ¿Dónde está esa capacidad de influencia de la que presume el alcalde públicamente?”.

“ES UNA CUESTIÓN DE RENTABILIDAD SOCIAL”

El Partido Popular ha vuelto a reiterar su apuesta por avanzar hacia una completa red de cercanías con una nueva línea norte-sur que conecte con PLAZA y vertebre toda el área metropolitana de Zaragoza, cohesionándola socialmente. “Lo que no parecen entender en el PSOE es que la rentabilidad de los proyectos no sólo se mide con los datos económicos. También hay que tener en cuenta los beneficios sociales y, en el caso de las cercanías, esos beneficios son innegables e irrenunciables para Aragón y para Zaragoza”, explica Moreno.

De este modo, el Concejal popular ha exigido a Fomento el “mismo tratamiento” para las cercanías de Zaragoza que el que se les da a otras líneas de cercanías de otras ciudades españolas. Por eso, ha rechazado que el PSOE “quiera tirar a la basura” todo el dinero invertido hasta la fecha en este sistema de transporte y ha reclamado que se aceleren los trabajos de la estación de cercanías de Goya, se mejoren los accesos a las demás estaciones y se replanteen las frecuencias y horarios de la línea este-oeste. “Sólo cuando las cercanías funcionen al 100 % y con unos servicios y horarios ajustados a las necesidades ciudadanas, podrá cuestionarse su rentabilidad económica y social. Hasta entonces, los únicos culpables de las pérdidas de este sistema de transporte son los responsables del PSOE en los gobiernos de las instituciones”, ha concluido.

El PP rechaza que se gasten 60.000 euros en una auditoría energética que “pueden hacer los servicios municipales”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha criticado esta mañana la pretensión del equipo de gobierno municipal de gastarse más de 60.000 euros en la elaboración de una auditoría externa sobre eficiencia energética. Moreno ha solicitado que se evite este “nuevo gasto innecesario”, ya que “esa auditoría la podrían realizar perfectamente los funcionarios de los servicios municipales”. En este sentido, ha recordado que, sin necesidad de malgastar dinero público, el área de infraestructuras ya ha puesto en marcha mediante decreto varias medidas de eficiencia energética que podrían ir ampliándose conforme los técnicos municipales hagan sus propuestas. Por eso, ha considerado que “si finalmente Belloch adjudica esa auditoría externa pondría de nuevo en evidencia su política de despilfarro y derroche”.

Del mismo modo, José María Moreno ha lamentado la “poca confianza” del alcalde en los funcionarios, a los que “vuelve a dejar de lado”. El edil el PP ha recordado que “no es la primera vez que Belloch confía más en empresas externas que en los propios servicios municipales. Ya lo ha hecho con los temas de protocolo o con el Plan Director del Deporte, un documento que costó unos 200.000 euros y que podrían haberse ahorrado los zaragozanos”. Los populares reconocen la necesidad de fomentar el ahorro y plantear medidas de eficiencia energética, pero han insistido en que “los técnicos del Ayuntamiento de Zaragoza están perfectamente capacitados para hacer auditorías energéticas y para plantear nuevas medidas de eficiencia. Creemos que deben evitarse gastos innecesarios y destinar el dinero público a lo que realmente hace falta”.

Por último, Moreno ha planteado al alcalde Belloch que “si realmente quiere ser coherente, la primera medidas de ahorro y eficiencia que debería adoptar es la paralización de esta auditoría. Con 5.000 funcionarios en el Ayuntamiento de Zaragoza, la ciudad no tiene ninguna necesidad de acudir a estudios de empresas externas”.

Moreno critica la “penosa imagen de descoordinación” ofrecida por el PSOE al retrasar las obras de la estación de Goya

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha criticado esta mañana la “penosa imagen de descoordinación” ofrecida por los responsables socialistas del Ministerio de Fomento y del Ayuntamiento de Zaragoza con el comienzo de las obras de la estación de cercanías de la Avenida Goya. De este modo se ha referido al retraso en el comienzo del los trabajos que ha tenido que asumir el equipo de gobierno municipal “forzado por las circunstancias”. Moreno considera que “el PSOE ha vuelto a dejar en ridículo al alcalde Belloch”, ya que éste había anunciado “unilateralmente” que las obras arrancarían el día 21 de junio. Por eso, ha recomendado al alcalde zaragozano que “frene su ímpetu y mejore sus canales de comunicación con la Moncloa y con el despacho de José Blanco. Lo que no puede ser es que los problemas internos del PSOE afecten a proyectos estratégicos de la ciudad”.

El edil popular considera además que resulta “insólito” que el Gobierno de Zaragoza todavía no conozca la fecha definitiva de comienzo de obras, ya que “el Plan de Tráfico ha quedado en el aire y existe un enorme desconcierto entre los conductores y usuarios del transporte público, que ya no saben si hacer caso a lo que se anuncia a través de los medios, si hacer caso a los folletos o si no hacer caso a nada porque esto es un nuevo desbarajuste del Partido Socialista”. Así, José María Moreno ha exigido que los trabajos comiencen de forma “inmediata”, ya que “es fundamental que las obras se solapen con las del tranvía para ocasionar las menores afecciones durante el menor tiempo posible. Cuanto antes empiecen, antes terminarán”.

Despilfarro de agua potable en la limpieza de nuestras calles

Hemos analizado una de las cláusulas del pliego de condiciones de la actual contrata de limpieza pública (adjudicada en marzo de 2008) y que esta resultando más polémica en su aplicación: hablamos de la obligación de la utilización de agua reciclada para limpiar las calles de Zaragoza.

Y decimos que ha sido polémica porque, cuando todos pensábamos que era una obligación con un claro contenido medioambiental, cuando todos creíamos que se había incluido por un criterio de sostenibilidad, la Consejera de Servicios Públicos firma un Decreto que intenta poner orden ala situación, con posterioridad aparece en escena el que faltaba, obviamente el Consejero de Infraestructuras y dice que eso de la sostenibilidad no merece la pena porque resulta muy cara, que resulta más barato limpiar las calles con agua de boca y que de reciclar nada de nada. A partir de ahí, la Consejera de Servicios Públicos se desmarca de esta manifestación, y mientras, sin resolver la situación, se publicita una nueva ordenanza del agua que termina liándola mas.

Por eso, lo primero que queremos hacer es un breve repaso de lo que se ha dicho y ha acontecido en los últimos tiempos sobre este asunto.

Y lo primero de todo es recordar qué es lo que dice el pliego de condiciones de la contrata de limpieza que fue adjudicada por 730 millones de euros. Este Pliego dice literalmente en una de sus cláusulas: “Se promueve la máxima reducción del consumo de agua potable”. Y añade: “El agua empleada en los baldeos, tangencial, mixto, etc., es decir, en general la mayor parte del agua utilizada en el servicio de limpieza viaria será agua no potable regenerada, procedente de depuradoras municipales con posterior tratamiento para el uso señalado”.

Con este Pliego, todas las empresas concurrentes hacen sus ofertas. Y todas proponen unas condiciones técnicas y económicas para regenerar el agua que hace falta para limpiar las calles. Todas lo hacen, insistimos, porque era obligatorio. La adjudicataria en particular oferta unas condiciones que permiten ahorrar 350.000 metros cúbicos de agua al año obteniendo el agua no potable regenerada de la depuradora de La Cartuja que todavía no había completado el proceso de potabilización.

A partir de ahí, podemos decir hoy que han pasado más de dos años desde la adjudicación de esa contrata y las calles de Zaragoza se siguen limpiando con agua de boca, con agua potable, con el agua que sale de los grifos de nuestras casas, incumpliendo manifiestamente el Pliego de Condiciones base de la concesión.

En segundo lugar parece oportuno referirse a los plazos que se establecían en el Pliego de Condiciones técnicas y concretamente en su Condición Vigesimotercera. En esta se establecía un periodo de doce meses, una vez firmado el contrato, para la puesta en servicio de este nuevo sistema de limpieza de las vías publicas con agua no potable. Una vez superado el plazo de un año para la sustitución de la limpieza con agua potable por la regenerada y sin ninguna consecuencia ni exigencia municipal de cumplimiento del contrato, la Consejera de Servicios Públicos firma un Decreto el 29 de mayo de 2009, que obliga a la empresa concesionaria a poner en servicio en el plazo de doce meses, contados desde el día siguiente a su firma, de las instalaciones precisas para la regeneración y reutilización de las aguas procedentes de la depuradora, y por tanto utilizar este agua regenerada para la limpieza de las calles de la ciudad.

Es decir, que incumplido el plazo de un año establecido en el Pliego de Condiciones, no sabemos por que razón, se le vuelve mediante el Decreto de la Consejera a permitir a la concesionaria dilatar un año mas el periodo dispuesto para la utilización de agua no potable regenerada para limpieza de calles, contenedores y camiones.

Por los datos que conocemos los vehículos de la concesionaria emplean en limpiar las calles de Zaragoza mas de 950.000 litros de agua potable cada día, agua que es suministrada por las bocas de riego existentes en la red publica de agua potable. Por tanto y con estos datos sobre la mesa no tiene explicación que haya pasado un año desde que debería utilizarse agua regenerada según el Pliego de Condiciones y ya haya vencido la cadencia que añadía otro año más el Decreto de la Consejera sin que pase nada ni nadie diga nada.

En tercer lugar y dentro de este caos de la limpieza publica aparece en escena el ilustre Consejero de Infraestructuras, señor Blasco, que ni corto ni perezoso sale a la palestra anunciando públicamente en junio de 2009 que “limpiar las calles de Zaragoza con agua reutilizada es caro y poco ecológico”, y esto lo dice solo unos días mas tarde de la firma del decreto por su compañera de gobierno municipal, que obviamente no había leído.

Y lo dice en base a unos estudios técnicos y económicos que ha llevado a cabo él y su equipo, y que concluyen que limpiar la ciudad con agua potable puede suponer un sobre coste anual de un millón de euros.

Lo cierto es que nunca hemos tenido acceso a esos estudios, pero tampoco los ha debido poder consultar la Consejera, pues en el Decreto que firma determina que no solo no existen razones de interés publico que aconsejen modificar los términos de contrato de la limpieza publica, sino que queda evidenciado que conviene al interés publico la ejecución del contrato en los términos pactados. Es decir, que debe utilizarse para baldeo, limpieza de camiones y contenedores agua regenerada como determinan las condiciones del Pliego.
Bien es cierto es que se han planteado posibilidades que pudieran resultar medioambientalmente tan eficaces como las recogida en el Pliego, como el uso de aguas captadas del freático a través de pozos existentes en el término municipal, pero también es igualmente cierto que han sido descartadas por su elevado coste.

En cuarto lugar y por si fuera poco, si no tenían claro que hacer, si el despropósito y la improvisación es la hoja de ruta de este equipo de gobierno, aparece publicitado hace escasos días el Proyecto de Ordenanza para la ecoeficiencia y la calidad de la gestión integral del agua.

En ella, por si había alguna duda, que las hay y muchas, se determina que para la limpieza de las calles se “procurará evitar en la medida de los posible” la utilización de agua regenerada.
¿Qué significa se procurará?, que se cumplirá ¿el Pliego?, que se cumplirá ¿el decreto? O ¿Qué no se cumplirá, nada?

El pasado mes de junio de 2009 la Consejera que manifestaba sin rubor que la ciudad se empezaría a limpiar con agua reciclada a finales de año o principios de 2010. Hoy lo único que sabemos es que se están limpiando las calles de Zaragoza con agua de boca, con agua potable de Yesa y que el coste de la limpieza ira aumentando proporcionalmente igual que ha ido aumentando el precio del agua de boca a lo largo de los últimos años si se continua utilizando ésta.

Esta situación no viene mas que a reflejar la incapacidad que tiene el equipo de gobierno municipal para coordinar sus políticas, la incapacidad para hacer cumplir las fechas incluidas en los contratos, la incapacidad para cumplir sus propios decretos, la incapacidad para gestionar eficazmente los maltrechos recursos económicos, la incapacidad hasta para responsabilizarse de sus errores. Y lo mas grave es que en la ciudad que aspira a ser referente mundial en la eficiente gestión del agua, nadie se está haciendo responsable de estar “tirando, malgastando” todas las semanas mas de 5,7 millones de litros de agua potable para limpiar las calles de Zaragoza, los camiones de recogida de residuos de la empresa concesionaria y sus contenedores de basura.

En una ciudad que cuenta hasta con barrios bioclimáticos de los que tanto presume el Alcalde, parece vergonzante que tengamos que estar reclamando el uso eficiente del agua.
Por eso creemos que las apuestas reales por la sostenibilidad, por el medio ambiente no se hacen a golpe de ordenanza o decreto, se hacen con voluntad política, desde la coordinación y eso, este equipo de gobierno esta visto que no lo entiende. Menos demagogia barata, menos silencios cómplices de actuaciones sonrojantes y más rigor y cumplimiento de los contratos y los decretos.

Por ello vamos a exigir explicaciones en la próxima Comisión de servicios públicos. Queremos saber por que no se cumple el contrato, por que se incumple el decreto, de que informes habla el consejero de Infraestructuras para hacer las afirmaciones que hace y por que una vez vencidos los plazos establecidos en el contrato y en el decreto este equipo de gobierno mira para otro lado y sigue permitiendo la limpieza de calles con agua potable.

Creemos que los responsables del equipo de gobierno deben empezar a aclarase entre ellos para después aclarar a la opinión pública si Zaragoza se limpiará con agua reciclada, con agua de pluviales, con agua de Yesa o con agua mineral.

El PP critica que Belloch se haya gastado 2’5 millones en un edificio para la Unidad de Montes con el que “ya no saben qué hacer”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha calificado de “auténtico despropósito” el anuncio del Vicealcalde, Fernando Gimeno, de que la Unidad de Montes no se instalará finalmente en el edificio construido para tal fin junto al puente de la Almozara. Según Moreno, “estamos ante un nuevo ejemplo de cómo el equipo de gobierno de Belloch despilfarra los recursos municipales sin planificación alguna y demostrando que no tiene respeto alguno por el dinero de los zaragozanos”. En este sentido, ha criticado que el edificio ha tenido un coste de 2’5 millones de euros, “un dinero que podríamos habernos ahorrado y destinado a otros fines”.

Los populares han planteado la necesidad de mantener los usos para los que se concibieron estas instalaciones, ya que, por un lado, “estamos pagando 144.000 euros anuales de alquiler por los inmuebles donde se encuentra la Unidad de Montes”, pero además “ese edificio se construyó con un diseño concreto para un fin concreto. No tiene sentido cambiarlo ahora sin que tampoco haya un planteamiento alternativo claro del equipo de gobierno”.

Sin embargo, ha señalado que, en caso de que finalmente se constate que el edificio estaba sobredimensionado, “lo primero que hay que hacer es que alguien responda políticamente por una planificación desastrosa que nos ha costado mucho dinero. Después, ya se estudiarán otros usos. ¿O es que nadie va a asumir la responsabilidad de haberse gastado 2’5 millones que ahora nos dicen que no eran necesarios para la Unidad de Montes?”.

José María Moreno considera que la “gestión política y económica de Belloch está demostrando ser desastrosa, perjudicando seriamente a los intereses económicos de la ciudad”. Así, ha añadido que “proyectos como el de la Unidad de Montes, sobredimensionados y, en muchos casos, innecesarios, son los que han colocado a esta ciudad en una situación de bancarrota que, al final, se traducirá en recortes importantes en los servicios básicos que nunca tendrían que haberse visto afectados”.

El PP pide que se licite la ejecución del parking de la C/ Moret porque “está claro que el Espacio Goya no va a hacerse”

El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, va a solicitar en la próxima comisión de Servicios Públicos la licitación inmediata de la ejecución del parking previsto para la calle Moret en el distrito Centro. Moreno ha explicado que este aparcamiento público ya cuenta con anteproyecto y estudio de viabilidad, pero se encuentra bloqueado desde hace meses porque el Gobierno de Zaragoza pretende que las obras coincidan con las del Espacio Goya. En este sentido, los populares han reclamado al área de Carmen Dueso que “deje de esperar”, ya que “es evidente que el Espacio Goya no está entre las prioridades del Gobierno de Aragón para esta legislatura. Ni tiene presupuesto, ni tendrá, por lo que el Ayuntamiento de Zaragoza no puede seguir haciendo dejación de sus responsabilidades escudándose en otras administraciones. ¿Y si las obras del museo se retrasan hasta 2020? ¿No licitará el parking el Señor Belloch? Este planteamiento de Servicios Públicos no tiene ningún sentido”.

Moreno ha recordado que este parking es de “primera necesidad” en el Distrito Centro y, por eso, los vecinos y comerciantes de la zona llevan años reclamando su construcción como única solución a la falta de plazas de aparcamiento y a las dificultades que encuentran los conductores para estacionar sus vehículos. No en vano, desde el PP señalan que “han estudios que han determinado que la plaza de los Sitios es la zona de Zaragoza donde más se tarda en aparcar”.

Por estas razones, los populares insisten en la “urgencia” de poner en marcha este proyecto independientemente de las actuaciones que vaya a llevar a cabo la DGA en la zona. José María Moreno ha explicado que está previsto que el aparcamiento de la calle Moret cuente con un 60% de plazas de rotación, un 20 % de plazas para residentes y un 20 % de abonos, una reparto que “responde a las necesidades del distrito en un momento de crisis en el que el consistorio zaragozano puede contribuir con su granito de arena a favorecer la actividad comercial y a mejorar la calidad de vida de los vecinos del centro”.