CUATRO AÑOS DE FRACASO EN LA MOVILIDAD DE ZARAGOZA

Esta reflexión no intenta más que demostrar, al final de esta corporación, la ausencia de una verdadera política de movilidad en los últimos cuatro años.

Sería extenso detallar la ausente ejecución de cada una de las imprescindibles acciones relacionadas con la movilidad, pero aún así, no puedo resistirme a hacer referencia a algunos de los principales asuntos:

Empezaré por enumerar la evidente desatención al bus urbano. Desde 2007 se han perdido casi 4 millones de usuarios, se han incrementado, en muchos casos de manera incompresible, el número de kilómetros aumentando con ello el coste del servicio, se han acentuado los recorridos en vacío, se han despreciado las frecuencias y los tiempos, se ha vuelto loco al usuario modificando los itinerarios con motivo de las obras del tranvía, después con motivo de las obras apeadero de cercanías de Goya, con posterioridad con motivo de la inmediata aplicación del estudio de reordenación del transporte urbano, suprimiendo líneas demandadas, modificando y alterando el conjunto del servicio, conectando lanzaderas, aumentando los transbordos, y manteniendo líneas que después del verano se suprimirán.

Así es como ustedes entienden la mejora de la movilidad en autobús en la ciudad de Zaragoza. Los recorridos que antes costaban 15 minutos ahora cuesta 30 minutos y tan solo por un 28% mas en el precio del billete, y un coste del servicio disparado en un 38%. Esa y no otra es la realidad de la situación del transporte urbano en la ciudad.

Pasamos a su proyecto estrella, la línea 1 del tranvía norte-sur.

Además de los innumerables problemas ocasionados a los vecinos y comerciantes durante el desarrollo de la obra, ahora ha entrado el equipo de gobierno en una situación de esquizofrenia política en la que todo parece valer. Después de cuatro años en blanco se descuelgan con una propuesta del PSOE para hacer una línea de tranvía este-oeste, al mismo tiempo se propone por el PAR una línea de metro este-oeste y ambos reconocen el futuro de la línea de cercanías, que ruinosa, ya enlaza estos mismas espacios de la ciudad. Si no fuese porque este es un asunto muy serio parecerían ustedes dos monologuistas del club de la comedia. Eso sí, sin ninguna gracia.

De la apuesta por las cercanías ni hablamos. Ni han apostado por ellas, ni siquiera han exigido con firmeza al Gobierno de Aragón y al de la Nación la mejora de la actual línea. Con estaciones en precario y con horarios y frecuencias alejadas de las necesidades de los potenciales usuarios es imposible un futuro para este recorrido. Tampoco ha parecido de su interés arrancar ni siquiera la extensión de la actual línea hasta La Cartuja o Alagón o el compromiso de una línea a PLAZA, demandada por el conjunto de las mas de 12.000 personas que allí trabajan diariamente.

Aún a pesar de su gestión el servicio BIZI se ha demostrado como un servicio eficaz y demandado por los ciudadanos. Eso sí, digo a pesar de su gestión, puesto que hay que recordar el nefasta diseño de los recorridos que permiten invadir paradas de autobús, giros a la izquierda de enorme peligrosidad y un tolerante abuso en el uso de las aceras que ocasiona problemas de seguridad a los viandantes.

De los parkings los números hablan. De 27 prometidos para esta legislatura se han puesto en funcionamiento 2, uno más esta licitado tras mas de dos años en el cajón y 6 en redacción de estudio de viabilidad. Como verán notable alto.

De los parkings disuasorios, últimamente de moda, esta finalizado el de Valdespartera, esta aprobado por ustedes el de Avenida Pirineos con contestación social, y del resto no están ni se les esperan.

La adjudicación de nueva contrata de la zona azul y naranja llegó con más de un año de retraso sin explicación alguna.

De los 5 intercambiadores previstos, hay uno en funcionamiento a medio gas, otro en construcción en la Plaza Emperador Carlos V con contestación social y los otros tres a morir el sueño de los justos.

Gastar en pintura si han gastado. Mas de 250.000 euros para pintar el asfalto y señalar zonas 30 donde ya antes se circulaba a menos velocidad.

Ni siquiera el transporte en barco les ha funcionado.

Por mucho que ustedes digan, los ciudadanos no están contentos con sus políticas de movilidad, donde la improvisación las ocurrencias y la imposición ha sido su forma de actuar.

En resumen la planificación y la ejecución de los proyectos de un asunto estratégico como la movilidad ha sido y es un auténtico desastre. La movilidad para ustedes es simplemente un juguete electoral que solo les sirve para plantear proyectos megalómanos que no tienen sentido alguno y que se contradicen entre sí.

La movilidad en las ciudades necesita de acuerdos de planificación y de soluciones a medio y corto plazo. Y de eso esta claro que ustedes no entienden.

Anuncios